RAY DONOVAN. SEASON 3







  " RAY DONOVAN".  SEASON 3
                     


      Santa Monica Promenade
   

      El pasado 27 de Septiembre tuvo lugar la "season finale" de la temporada 3 de la inclasificable "Ray Donovan", por ello me gustaría dejar mis impresiones generales de lo que ha sido esta temporada.
      Esta temporada se presentaba interesante debido a dos grandes incorporaciones y apuesta por parte de la cadena de dos intérpretes poco vistos en el panorama televisivo, como son Ian McShane (Deadwood) y Katie Holmes (Los Kennedy).
   
      Decir que en líneas generales el hilo argumental sigue el camino trazado en las temporadas precedentes. Vemos a un Ray en constante lucha por encajar y cumplir con sus obligaciones en el ámbito familiar, a la vez que intenta dar solución a esos complejos problemas que se le presentan por parte de sus "clientes". Cierto es que en esta tanda de episodios se percibe en el protagonista algo de cansancio y arrepentimiento por el estilo de vida que ha llevado y sus consecuencias. Tanto que dichas consecuencias le llevan a tomar una decisión impensable como es trabajar por cuenta ajena, lo que conlleva a cumplir órdenes, en lugar de darlas como nos tiene acostumbrados. En ese punto es donde entra en escena la familia Finney y todo su entorno y que se llevan la mayor parte de la línea argumental de la temporada. Destacable el papel de Ian McShane en este caso como patriarca de la familia y principal cliente y socio de Ray.

      Por otra parte, tenemos los quebraderos de cabeza impulsados por su rebelde e impulsiva hija adolescente Bridget. (Su hijo Connor pasa desapercibido en esta temporada sin apenas protagonismo en la trama, dejando a un lado su momento "despertar sexual")

      Otro de los grandes protagonistas de la temporada y de la serie en general es Mickey Donovan, interpretado por el siempre correcto Jon Voight. En este caso, descubrimos su faceta emprendedora como proxeneta. Si bien su ambición le lleva a una encrucijada con la mafia albanesa que casi le cuesta su vida además de la del propio Ray, en un intento más de "salvarle el culo". Aunque el personaje de Voight parece algo desgastado y la sensación es que lo ha dado todo de sí, nos deja grandes momentos a lo largo de la temporada. E incluso vemos un supuesto despertar por parte de sus hijos, al percibir que Ray no se equivoca cuando argumenta que "cuanto más lejos esté Mickey mejor fluirá todo".

       Si hay un momento especial a lo largo de estos doce episodios, lo encontramos en la visita de Ray al Padre Thomas en el confesionario. Observamos a un Ray Donovan que un principio parece reacio a mostrar cualquier tipo de sentimiento o debilidad pero que acaba a lágrima viva cuando llega al límite.


Confessional in a Catholic church
     
       Finalmente, a lo largo de la temporada vemos a una Abby en constante lucha por recuperar la confianza y la presencia de su marido en su mundo.

      De manera general, me parece una temporada más introspectiva para cada uno de los personajes. Donde parece que tras conocer, después de dos temporadas, los caracteres de cada uno de los personajes, se nos muestra como cada uno lucha a un nivel interno con lo que es y a dónde quieren  llegar. Una temporada algo floja en cuanto a acción y giros argumentales, mucho más reflexiva y coral que las anteriores.

Entradas populares