RECAP THE WALKING DEAD 6X04


      RECAP 6x04 TTHE WALKING DEAD. "Here´s not here".


      Este cuarto episodio de la sexta temporada de TWD ha resultado ser uno de los más introspectivos y con un gran transfondo filosófico respecto a la condición humana. Un capítulo monográfico en torno a un personaje que ha ido ganando peso en la trama de manera sutil. No es otro que Morgan. Aquel personaje que significó para Rick su primer contacto humano después de despertar del coma y encontrarse en medio de ese mundo catastrófico que conocemos ahora.

      Si ya desde el final de la temporada pasada y comienzos de esta, se nos muestra un Morgan muy crítico con la violencia y la deshumanización actual de los supervivientes, ahora podemos comprender el origen de tales convicciones.

  
        Durante el capítulo, somos testigos de esa evolución del personaje desde un origen muy distinto a la actitud mostrada en el presente. Un origen caracterizado por la idea de tener la obligación de liquidar a todo ser viviente ( o no) que se cruzase en su camino. Pero el encuentro fortuito con otro ser humano sienta las bases de lo que sera el Morgan que se nos presenta ahora. Esa otra persona,  que se hace llamar Eastman, sera una especie de guía espiritual que trastoque todos esos principios arraigados.
      Es la persona que dada su experiencia como psiquiatra forense ( y algo de fuerza bruta)  hará entender a Morgan que lo que sufre no deja de ser un trastorno psíquico ( TEPT; Trastorno de Estrés Postraumático) que le impide interpretar otra realidad que la que se ha impuesto. Así, después de un tiempo de cautiverio y muchas dosis de filosofía a través del arte marcial japonés del "Aikido", vemos como Morgan va adquiriendo los ideales que sustenta en la actualidad. Además de aprender también las técnicas y habilidades en el uso de la lanza que tan efectivas serán en el futuro.

      El capítulo sirve también para mostrar a través de un magnífico diálogo el trágico pasado del personaje de Eastman. En el que confiesa como uno de los pacientes con los que trató en su trabajo acabó asesinando a su familia. Un suceso que lo llevó a buscar venganza tiempo después cuando secuestra al autor y lo deja morir de hambre. Pero si una conclusión saca de estos hechos es que todo fue en vano, ya que esa paz que anhelaba conseguir nunca llegó. Esto se resume en una frase que se puede suponer que es luego absorvida por Morgan en el futuro; " Sólo encontré la paz cuando dejé de matar".


      Por otra parte, ya en los últimos momentos del episodio, volvemos al presente de Alexandria donde se nos muestra a Morgan con el rol contrario al que vivió con Eastman. En este caso, es él el que tiene cautivo a uno de los miembros de los "Wolves" responsables del ataque reciente, y que trata de hacer entender lo inútil de la violencia y lo importante que debe ser una vida humana. Después de ver que no da resultado, abandona el lugar, no sin antes cerrar la verja, y luego se oye lo que parece la llegada del grupo que estaba fuera del pueblo. Con esto se da fin al capítulo de esta semana.


      Un capítulo que puede ser considerado de transición o relleno. Que no logra más que alargar la inevitable "angustia" por saber el destino (sea cuál sea) de Glenn y Rick. Esperemos al próximo con la esperanza de tener una respuesta, o al menos un indicio de ella.

 P.D: Rest in Peace "Tábata".

Entradas populares