THE WALKING DEAD. RECAP 6X05  "NOW".
(AVISO DE SPOILERS)

      Vemos en el episodio emitido esta semana que sigue, en este caso, la línea temporal secuencial al episodio anterior. En este caso, se confirma que la voz lejana que es escuchada por Morgan y que sirve como enlace a este capítulo es la de Rick.

      En cuanto al contenido del capítulo, se centra esta vez únicamente en el entorno de Alexandria y en las consecuencias personales del anterior ataque por parte del grupo de los llamados "Wolves". Así, vemos un estado de shock generalizado en la población, así como un aumento más que evidente de la tensión y desconfianza entre los ciudadanos. Además, comienzan a plantearse (y a ver la verdadera situación) la validez de esa utopía llamada Alexandria. Incluso llegan a reflexionar sobre la necesidad y posibilidad  de seguir luchando contra lo que parece inevitable, que no es otra cosa que el fin definitivo del mundo que han conocido. Y por consiguiente de sus propias vidas.




      Uno de los cambios más llamativos y radicales que podemos observar a lo largo del episodio, es  el de  la supuesta líder del poblado, Deanna. Después de pasarse la práctica totalidad del episodio deambulando por el pueblo simplemente observando el estado en que ha quedado todo, parece percibirse una nueva visión sobre lo que ha construido. Una nueva visión que queda claramente reflejada en un encuentro con Rick, después de tener que intervenir sobre un caminante, en la que deja claro que lo que más necesita ahora el pueblo es un líder como Rick.

      Otra de las subtramas que nos encontramos en este capítulo recae sobre Maggie. Después de una breve conversación en la que se le desvela el incierto destino de Glenn, no duda en salir en su busca sin saber lo que se va a encontrar cuando llegue a su destino. (Muchas teorías se han manejado al respecto). En su temerario viaje le acompaña Aaron, arrastrado por su culpabilidad en el ataque de los hombres "W". En ese camino se produce uno de los momentos del capítulo, con la confesión por parte de Maggie de que está esperando un hijo de Glenn. Momento en que parece que la protagonista tiene un momento de lucidez y decide que es inútil ir en busca de  Glenn, y que será lo que tenga que ser, esté muerto, perdido, secuestrado, o lo que sea que haya ocurrido a su amado.

      Si por una cosa se caracteriza este capítulo, es por una latente espera por el grupo que se encuentra en el exterior que se percibe durante todo el episodio. Así como la falta de respuestas y detalles de lo que les ha podido ocurrir (especial mención a Glenn por su delicada situación). Ya en el siguiente episodio, centrado en el grupo, veremos como se las apañan para regresar con el resto de habitantes de Alexandria.

      Un capítulo, este emitido, en el que percibimos una gran dosis de pesimismo generalizado. Donde quedan muchas preguntas por responder, y con un nuevo comienzo para algunos de sus habitantes, especialmente Maggie y Deanna. Un capítulo sin apenas la acción que nos tiene acostumbrado la serie, más centrado en las reflexiones propias de los supervivientes, que con total seguridad significarán un antes y un después en la forma que tienen de ver el nuevo mundo que se les presenta.
Y veremos si finalmente tenemos una respuesta sobre lo ocurrido con Glenn.

Entradas populares