EMPIRE. CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA


          "EMPIRE". CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA. 

            Aunque suene algo brusco el título del post, me gustaría aclarar a lo largo del mismo mis impresiones sobre el devenir de la considerada "joya de la corona" del grupo FOX.
     Pocas son las personas que no han escuchado hablar sobre la serie del canal generalista americano. Y no será porque desde el mismo hayan escatimado en medios para ello. Precisamente sobre este punto me gustaría hacer una reflexión profunda.
      Todo ello viene a mi cabeza después de leer algunas noticias en las que se daban datos sobre un alarmante descenso en los índices de audiencia del show. Destaca como dato relevante que después de estrenar la segunda temporada (actualmente en emisión) el pasado mes de Septiembre con unos datos brutales de cerca de 16 millones de televidentes, tuvo un llamativo bajón en el segundo de cerca de 3 millones sólo una semana después. Una tendencia que ha continuado en declive hasta rozar los 9 millones de espectadores en los últimos capítulos emitidos antes del parón navideño.

     Todos estos datos hacen que me plantee si los responsables, tanto del show como de la cadena, son conscientes de su responsabilidad directa en estos hechos. Yo diría que la respuesta es rotundamente afirmativa.
       Para ello enumero unos cuantos factores que a mi parecer están detrás de esta debacle anunciada;

             En primer lugar, y por ser lo más reciente, una decisión que a mi parecer es de lo más temeraria, es la de emitir un capítulo de estreno la noche de Acción de Gracias. Que aunque a nosotros nos suene lejano, es sabido que la gran mayoría de canales norteamericanos la dedican a proyectar una programación a la baja y llena de rellenos y de "refritos". Con el conocido resultado de audiencia. !!Bravo genios!!.

      En segundo lugar, y de una manera más general, otro factor desencadenante del cambio, es la excesiva presencia de sus "estrellas" en infinidad de programas y shows paralelos a todas horas y días. Vale que por las características del producto.             ( universo musical) se da una facilidad enorme para ello en forma de infinidad de actuaciones en otros programas, pero deberían dejar un tiempo de asimilación de unos temas antes de pasar al siguiente.
     Si a esto se le añade la brutal campaña macro-publicitaria que nos han colado en esta segunda temporada por el gigante "Pepsi". Hasta el punto de centrar la trama de varios capítulos en torno al rodaje del anuncio oficial de la bebida. ( Buena trama con la presencia de la maravillosa Alicia Keys) Todos quieren explotar la gallina de los huevos de oro.

     En tercer lugar, cabe recordar que ya desde unos meses se ha estado hablando sobre un posible spin-off de la serie centrado en el personaje de Cookie Lyon, interpretado por la genial, eso si, Tereji P. Heenson. Una idea que me parece algo precipitada cuando apenas se había estrenado la segunda temporada. Aunque actualmente hay diferencias entre el creador de la serie y guionista Lee Daniels y la showrunner Ilene Chaiken sobre la conveniencia del mismo. Veremos en que termina el asunto.

     Por último, no por ello menos importante, está el hecho de un aumento del número de episodios que corforman la temporada actual, que ha pasado de 12 de la primera a 18 esta segunda. Si bien la han dividido en dos partes, es un factor que si no se gestiona con solvencia puede padecer el llamado ( por mí, reconozco) "efecto español sobre subtrama". Que no es otro que debido a su larga duración, meten tramas absurdas y sin sentido. Si a todo esto le añadimos el reciente anuncio de la cadena, del lanzamiento de una línea de ropa inspirada en la serie a través de su tienda online, ya tenemos el cocktail de sobredosis y sobreexplotación del producto que en un principio nadie necesitaba.


   Para terminar, quiero dejar constancia que sigo la serie a su justa medida. Ya que, a pesar de ser una serie considerada de nivel medio, nadie duda de su valor como entretenimiento. Además, de generar grandes momentos musicales. De eso no cabe duda.

   

Entradas populares