HOMELAND. QUINTA TEMPORADA.


  ANÁLISIS DE LA QUINTA TEMPORADA DE HOMELAND.
   
      (  SHOWTIME 2015 ).

      Se presenta un dilema a la hora de calificar y categorizar una serie como "Homeland". Una serie que se mueve en un continuo con dos polos opuestos, bien odiada o bien venerada. Cabe destacar que para una cierta cantidad de su audiencia, hubo un antes y un después tras el final de su tercera temporada. Pero para aquellos, como yo, que seguímos apostando y creyendo en sus posibilidades, nos es grato comprobar cómo la desición fue del todo acertada. Y así, llegamos a esta quinta temporada emitida recientemente, en la que por una parte, percibimos esos recursos originales que la hicieron grande desde un principio, así como unos nuevos registros con los que disfrutar como la genial serie que es. Unos recursos entre los que destacan, sobre todo, un brutal paralelismo con la realidad global del mundo en que vivimos, a veces incluso premonitorios, diría yo. Sirva de ejemplo, la llegada de la lacra yihadista al corazón de la vieja Europa, la masiva migración de refugiados de las guerras de Oriente Medio y sus consecuencias, las filtraciones informáticas de documentos gubernamentales a los medios, etc...

     Pero teniendo en cuenta que lo que nos ocupa aquí, es el análisis de la ficción, dejaremos a un lado esos aspectos de candente actualidad, para centrarme en lo que ha sido la temporada.

     Una temporada que tiene lugar lejos de Langley y las
polvorientas e inseguras ciudades de Oriente Medio. En este caso la trama se sitúa en Europa, y más concretamente en Berlín, casi en su totalidad. Una trama que tiene su punto de partida en un ataque cibernético por el que salen a la luz comprometedores archivos secretos de operaciones conjuntas de los servicios de inteligencia americanos y alemanes. Un hecho que coincide con la presencia de Carrie Mathison en Berlín. Recordemos que después del cisma que se produjo al final de la temporada anterior entre Carrie y su mentor Saul Berenson, ésta decidió comenzar una nueva vida lejos de Langley y de la Agencia.
En dichos archivos se ponen de manifiesto acciones de espionaje masivo sobre la población civil con el pretesto de la seguridad ante la amenaza terrorista de origen yihadista.

 
 
 
 
  Pero algo que caracteriza esta temporada es el hecho de presentar más de una línea argumental a lo largo de los capítulos. Uno de los más relevantes gira en torno a la aparición de evidencias sobre un agente doble dentro de la mismísima Agencia de Inteligencia Americana, que hace temblar los cimientos tanto de la estación en Berlín, como de la central en EEUU.
Es esta trama la que obliga a la protagonista a involucrarse con sus antigüos compañeros, después de evidenciarse que ella misma es un objetivo a eliminar por la amenaza que representa.

     Por otro lado, tenemos como trama paralela, un inminente ataque terrorista en tierras europeas, que luego se va desvelando que será en la capital alemana. Es en esta segunda línea argumental donde entra en acción Peter Quinn. Que tras lograr infiltrarse en la célula terrorista, vive en sus carnes la crueldad y el radicalismo con que se justifica la necesidad de la acción en territorio alemán. Un personaje que en un principio, parecía pasar desapercibido en esta tanda de episodios pero que finalmente adquiere el protagonismo demandado, llegando a su culmen en el episodio final.



 
 

      Otro gran aspecto de análisis de esta temporada, es ver como evoluciona la relación de la pareja protagonista formada por Carrie y Saul. Ya que en un principio parece que no tienen solución a corto plazo sus diferencias, pero que por las circunstancias estarán obligados a colaborar.

      Con un episodio final que se plantea a modo de cierre de puntos pendientes, como ocurrió en la pasada temporada, se da por finalizada esta quinta temporada, con la incertidumbre de lo que nos ofrecerá la ya confirmada sexta temporada.

 



 En mi opinión, hemos podido disfrutar de una temporada redonda. Muy bien construida en términos de guión. Con el detalle de realismo que le da el paralelismo de los acontecimientos narrados con la realidad que por desgracia nos toca vivir. Además de dejar, una vez más, un buen nivel interpretativo por parte de los protagonistas. Y que nos deja con la incertidumbre sobre cuál será el destino del personaje interpretado por Rupert Friend después de su calvario en el tramo final de la temporada.


   

Entradas populares