BILLIONS. 1X06 "THE DEAL"


 Recap "The Deal".  Billions 1x06 (Showtime)
 
(AVISO SPOILERS!!)      Cuando alcanzamos prácticamente el ecuador de lo que será la primera temporada de la exitosa serie de Showtime, nos han mostrado el que para muchos ha sido el mejor episodio de los que hemos podido disfrutar. El sexto, que lleva por título "the deal" (el trato/acuerdo), nos trae como su nombre indica, la lucha psicológica y de influencias de los principales protagonistas en torno a un posible pacto a dos bandas que libere a ambos de la brutal presión a la que han estado sometidos.

     Pero como no puede ser de otra forma, esa lucha está más encaminada a evitar ese pacto que a su consecución. Así, tanto el multimillonario empresario financiero, como su antagonista el fiscal general, muestran grandes dosis de orgullo y reticencias en dar una mínima ventaja o muestra de debilidad al otro. Aunque ambos sufran la presión por parte de sus socios y allegados para que se produzca ese acercamiento mutuo y evitar así la
destrucción de ambas partes a través de la guerra abierta que mantienen y el desgaste y consecuencias que en otros ámbitos   ya parecen estar presentes.

     Aunque la trama principal se centra en ese intento de acuerdo, también nos muestra que al mismo tiempo que se negocia, ambos siguen con sus armas en alto. Por una parte, el fiscal sigue con su pelea particular en buscar de antigüos socios del millonario con el intento de que se vuelvan en su contra y les dé algo que utilizar. Pero una y otra vez choca con la extrema lealtad de estos hacia su venerada personalidad.
 
  Por su parte, Axelrod, hace una declaración de guerra directa contra la fiscalía después de sentirse vulnerado tras la irrupción y posterior detención de uno de sus principales asesores. En un motivado discurso en la sede de su compañía en la que compara el ataque con Pearl Harbour, donde a través del simil deja claro que dicho ataque ha sido estéril y no ha hecho más que hacerlos despertar y motivarlos para atacar ellos con todo el poder que sustentan.

   
Aunque el capítulo empieza con una perturbadora escena con Axe y Wendy, esposa del fiscal, en un balneario, vemos a través del flashback posterior como se ha llegado a esa situación. Donde se hace evidente que no es más que una prueba más de lealtad para Wendy hacia la compañía, y su posible conflicto de intereses. Un conflicto de intereses que sí parece estar afectando a su relación con su marido, y agravado por el hecho de dejarla de lado el dia de la intervención en el seno de la empresa por parte de la fiscalía.


     Finalmente, en los momentos finales del capítulo, vemos que ambas partes parecen querer llegar a un acuerdo, pero para ello deben verse cara a cara en las oficinas de la fiscalía. Así, en el segundo encuentro presencial entre ambas poderosas figuras, pronto surge el verdadero odio mutuo y una vez más salen a la luz la soberbia y las ansias de destrucción que se profesan.
   

    
Aunque se intuía que el acuerdo no llegaría a buen puerto dadas las exigencias de la fiscalía para el millonario, en un principio Axelrod estaba dispuesto a aceptar una cantidad de dinero en concepto de indemnización y un cargo de conspiración y tráfico de información. Pero las mayores exigencias improvisadas por el fiscal en el encuentro, pidiendo una inhabilitación permanente, hacen estallar a su contrincante y romper toda esperanza de entendimiento.


     Con ello, tenemos a los dos contrincantes una vez más con las armas afiladas y preparadas para dar el golpe definitivo a su homónimo. Aunque tendremos que esperar el capítulo siguiente para saber quién dará el primer paso hacia el territorio hostil de su enemigo.



Entradas populares