BILLIONS. Where the fuck is Donnie?

 
   BILLIONS. "Where the fuck is Donnie?"

 
    Con este interrogante como título, ha sido emitido el noveno episodio de la serie sobre finanzas de Showtime. La pregunta que se hacen todos, la cual es pronunciada varias veces durante el capítulo por alguno de sus protagonistas, no requiere de interpretación. Y es que no tiene doble sentido o segunda lectura.

    Donnie, el supuesto infiltrado, a la fuerza eso sí, de la fiscalia y el FBI en la organización del genio de las finanzas Axelrod, está realmente desaparecido. Todos lo buscan por sus particulares motivos. Mientras la fiscalia lo hace a sabiendas de que tiene la información más valiosa con la que atacar a su contrincante, el propio Bobby Alxelrod lo busca temiendo que finalmente sucumba a las amenazas de los agentes y termine por ponerse en su contra y desvelar la información con la que acabaria sin duda entre rejas.

     Pero lo que no saben todos, es que éste ha ido en busca de cierta experiencia espiritual que ponga un poco de orden en sus pensamientos e inquietudes, ahora que se siente sometido a una cuantiosa presión por ambas partes.
     Para ello no duda en poner tierra de por medio y visitar a un gurú espiritual de visita en una ciudad cercana con el que tiene una extraña sesión.
 
      Por su parte, Axe tiene que hacer frente a las consecuencias
de sus acciones pasadas. Ahora que es de dominio público sus movimientos financieros durante los atentados del 11S y que posteriormente le dieron el poder absoluto de la compañia que ahora lidera, pronto ve como aquellos que le idolatraban ahora se han vuelto sus principales críticos. Especialmente el cuerpo de bomberos de Nueva York, que a pesar de ser destinatarios de generosas donaciones por su labor, ahora se sienten engañados y traicionados. Y así se lo hacen ver a través de varios actos vandálicos a alguna de sus propiedades.
      Aunque Axe se dirija a ellos en persona con sus propios argumentos,pronto es testigo que las palabras salidas de su boca no han tenido el efecto que esperaba. Y es Lara, su mujer, la que parece estar recibiendo peor los golpes. Dado que su familia también están recibiendo su parte. Pero la principal preocupación de ésta es y será la seguridad y la reputación de sus hijos.

     Por otra parte, el fiscal y su mujer Wendy, no pasan por su mejor momento. Ahora que ella sabe o sospecha que el fiscal no ha abandonado el caso, como ha dado a entender, y sigue con su obseción patológica de atrapar a Bobby Axelrod.



   
     Finalmente, una vez que aparece Donnie, y mientras es interrogado por la fiscalia, éste parece estar harto de la situación, por lo que sufre un ataque repentino para sorpresa e incertidumbre de todos. Así tendremos que esperar al próximo capítulo para ver las consecuencias de tal ataque y cuáles serán los siguientes movimientos por parte de los dos contendientes.

Entradas populares