"Boasts and Rails". Billions 1x08


   Análisis del 1x08 de Billions (Showtime)

     "Boasts and Rails". 

     Han tenido que pasar ocho capítulos para que podamos ver un nuevo encuentro cara a cara entre los dos principales protagonistas del drama legal de Showtime.
     Aunque en este caso, a diferencia de los anteriores, el encuentro se produce de manera totalmente fortuita y alejado del ambiente tenso y opresivo de los despachos de la fiscalia. Y es que la presencia de una admirada figura deportiva, de manera especial por el hijo del fiscal, sirve como escusa para el acercamiento de ambos en una gala.

     Sorprendentemente, la conversación resulta de lo más respetuosa e inocente entre ambos hombres. Muy lejos de la ya más que evidente guerra abierta declarada a través de los actos llevados a cabo en los capítulos previos.

     Pero lo que caracteriza al episodio que hemos podido ver esta semana, es el juego de espias entre ambas poderosas figuras y las organizaciones a las que representan. Así, a través del misterioso Mr.Hall, Axelrod descubre que tiene entre sus filas a un
informador pasando información sensible al FBI y a la oficina del fiscal. Lo que hace que éste ponga todo su empeño en sacar a la luz al topo. Para ello se apoya en todas las armas en su poder y en el temor que infunde en su plantilla.

    Mientras tanto, Bryan Connerty, el encargado principal del caso y principal hombre de la fiscalia, se ve en un dilema moral al verse en la obligación de destapar un falso topo en la compañia de Axe para alejar la atención del verdadero infiltrado. Sabiendo que el resultado será el despido inmediato de éste, así como una reputación negativa de la que es casi imposible recuperarse.

     Por otra parte, la prensa también tiene un papel relevante en este capítulo. A través del fiscal general y su equipo, sale a la luz la verdadera y reveladora realidad sobre el pasado de Bobby Axelrod y cómo llegó a ser el poderoso hombre que es dentro y
fuera de la compañia. Así, sabemos que mientras se cometian los repudiados atentados del 11S, Axe estaba reunido con los abogados de la compañia arreglando su indemnización por despido. Por lo que al conocer que la ejecutiva de la firma perecia en los atentados, éste haría numerosos movimientos financieros que con inmediatez le daría una gran cantidad de beneficios y el poder absoluto sobre la compañia que rebautizaria como Axe Capital.
     Una información que pronto empieza a tener repercusiones sobre la imagen y prestigio tanto de su popular empresa como en su persona y familia.



 (Ojo a los spoilers si no has visto el episodio)

     Para terminar, el final del episodio nos deja un hecho que revolucionaria el enfoque que hemos tenido sobre el capítulo en su conjunto. Dado que nos desvela algo que no esperamos y que hará que el contador vuelva a cero para ambos bandos. Y es que vemos que desde un principio, el infiltrado que piensa tener el FBI es, por así decirlo, un agente doble y por tanto todos sus movimientos estaban coordinados por el magnate financiero para su beneficio.

Entradas populares