MAKING A MURDERER. (Netflix, 2015)


Resultado de imagen de making a murderer    MAKING A MURDERER; La serie documental que sacude consciencias y de la que todo el mundo habla.

     Mientras interactuas con infinidad de personas a través de las redes sociales y la red de redes en general, sobre todo con aquellos que como yo seguimos al día la actualidad del mundo de las series y la televisión, te das cuenta que hay una sencilla  forma de categorizar a estas personas. Los que han visto "making a murderer" y los que no, pero han escuchado infinidad de cosas sobre ella.

     Como yo soy de los que la ha visto, y hasta cierto punto disfrutado, comentaré en esta entrada lo que he podido ver y sentir después de verla al completo.

    Comienzo por lo obvio, ¿Qué es "Making a Murderer?.

     Es una serie documental de producción propia del canal de suscripción Netflix. Lo que en un principio era un simple documental de dos o tres horas, como parte del proyecto final de estudios de las creadoras, se convirtió en una serie de diez capítulos de una hora aproximada de duración. Con unas 700 horas totales de material audiovisual, obtenidas durante nada más y nada menos que diez años, y una monstruosa labor de edición, sus dos mentes creadoras son Laura Ricciardi y Moira Demos.
Resultado de imagen de netflix     Así, lo que podemos ver a través de sus diez episodios, es el inmenso proceso judicial contra un ciudadano de la ciudad de Manitowoc, estado de Wisconsin, de nombre Steven Avery, acusado en un primer caso por asalto sexual e intento de homicidio, y posteriormente por homicidio en un nuevo caso.

     Distribuido de tal manera que en el primer episodio nos presentan lo ocurrido en el primer caso (que se puede ver abiertamente a través de Youtube) y que con posterioridad vemos que es sólo el principio , y el resto de capítulos presentan todo lo acontecido después de su liberación. Pero vayamos por partes;

* Primer Caso de Acusación;

     La vida del joven de 22 años Steven Avery da un vuelco radical cuando en el año 1985 es detenido por la policía de Manitowoc por la presunta agresión sexual e intento de homicidio de la joven Penny Ann Beerstein. Basados únicamente por una descripción y el reconocimiento posterior por parte de la víctima, con la ayuda de un retrato robot de naturaleza más que dudable, éste es condenado a pasar en prisión 32 años de condena. Obviamente, el acusado siempre defendió su inocencia de forma consistente.
     Así, tuvieron que pasar 18 años para que con las nuevas pruebas de ADN y ante la insistencia sobre su inocencia, Steven Avery sea exonerado y puesto en libertad.
     Destacable es en este punto que, por una parte, se tiene conocimiento con posterioridad de la existencia de una confesión del verdadero culpable y que tal hecho fue ignorado por parte de la policía del condado. (Cuando el acusado llevaba cumplidos 8 años de su condena). Por otra parte, se le habría ofrecido un acuerdo de reducción de condena a cambio de una confesión de culpabilidad, pero que éste había rechazado dada su firme defensa de su inocencia.

     Llegamos entonces al año 2003 con Steven Avery en libertad y con la intensión de reconstruir su truncada vida. Pero lo que parecía el final de la pesadilla pronto se convertiría en el verdadero comienzo del fin.


 *Segundo Caso de Acusación;

Resultado de imagen de making a murderer
     Poco después de su puesta en libertad,  y tras recibir incontables muestras de aceptación y empatia tanto social como mediática, Steven decide poner una demanda millonaria al Estado en concepto de indemnización por la injusta condena. Es aquí donde muchos ven el punto de inflexión y la principal causa de los acontecimientos que estaban por venir.
     Es así como nuevamente es acusado como el principal sospechoso por el secuestro y  asesinato de la joven periodista Teresa Halbach. Comienza por tanto el mediático juicio que se narra a lo largo de los episodios que componen la serie al completo.

      Llama la atención desde un primer momento que Avery siempre ha sido el único investigado. Además de un proceder por parte de los investigadores con dudosa profesionalidad. Todo ello acompañado por una serie de pruebas o evidencias presentadas en el juicio y en las que la defensa pone el foco de atención como muestra de mala fe y corrupción de un gran número de personalidades pertenecientes al sistema judicial.
   
      En un momento posterior del proceso, entra en escena Brendan Dassey, sobrino de Steven y que es acusado de complicidad por el homicidio perpetrado. Si bien es cierto que el documental pone en evidencia las formas y el proceder de una serie de interrogatorios en los que se basa su implicación y confesión.

     Con todo ello, llegamos al veredicto final en el que como no puede ser de otra forma, en considerado culpable y condenado a vivir entre rejas, por el secuestro y asesinato de Teresa Halbach.

     He de decir que pocos documentales me han hecho pasar por tan numerosa cantidad de emociones, sentimientos y desconcierto general. Una gran parte de culpa la tiene la forma de presentar el caso, de manera perfectamente dirigida y con una serie de cliffhangers que en cierta manera te obligan a seguir viendo más y más como si de una serie convencional se tratara. Además, el contenido del mismo, presentado a través de imágenes reales de interrogatorios, entrevistas, así como la posibilidad de escuchar infinidad de llamadas entre los principales protagonistas,  hacen que te sientas parte del mismo.  Por otra parte, destaca una cabecera muy propia de una serie de ficción muy bien acompañada por un recurso musical envolvente.





     Para terminar, merece mención la cantidad de repercusiones que ha tenido antes, durante y tras su emisión. Tanto es así que ha llegado en forma de petición a la propia Casa Blanca para la revisión del caso y que se tomen medidas ante lo que muchos consideran un fraude judicial.
     Pero en el polo opuesto, hay una importante cantidad de opiniones que han puesto el grito en el cielo por lo que consideran un enfoque sesgado y parcial del caso y los verdaderos hechos. Basados principalmente en la omisión de ciertas pruebas presentadas en el juicio y obviadas en el documental y que resultan especialmente incriminatorias para el acusado.

 
  Sea como sea, no deja de ser una serie documental que recomiendo encarecidamente, independientemente de las conclusiones que se saquen sobre la inocencia o culpabilidad de Steven Avery y Brendan Dassey, ambos a dia de hoy cumpliendo una larga condena.
   

   

Entradas populares