THE WALKING DEAD. "The Same Boat"


 ANÁLISIS DEL CAPÍTULO "THE SAME BOAT".
 
    THE WALKING DEAD. 6X13

     Esta semana en The Walking Dead hemos podido disfrutar de un capítulo considerado "extraño", "diferente", "personal", y se podria describir de múltiples formas más, pero de lo que sí estamos seguros es que ha sido un episodio especial.
 
 Un episodio más bien escaso en grandes artificios, como efectos visuales y de otro tipo, que la serie nos tiene acostumbrados. Pero no por ello menos fascinante. Un capítulo donde debido a estar rodado casi en exclusividad en interiores, el peso recae sobre las dotes interpretativas de las protagonistas y sobre todo en el muy logrado guión.
     Y recalco lo de "las protagonistas" porque no cabe duda que en este caso son las mujeres las que nos llevan por el profundo viaje psicológico y emotivo que caracteriza este capítulo.
   
   
 Así si hemos de destacar una protagonista absoluta del mismo, no dudaremos en nombrar a una magnífica Melissa McBride, que una vez más nos muestra sus dos vertientes opuestas, la del "pájaro herido y vulnerable" y la de "madre protectora". Genial Carol en este episodio, con el debido permiso a Maggie.
   
     Vemos en este caso a través de un breve flashback lo acontecido en los minutos previos a lo visto en los instantes finales del capítulo anterior. Donde somos testigos de cómo se produce la captura de Maggie y Carol por parte del grupo, mayoritariamente femenino, seguidores y discípulos del tan nombrado pero ausente Negan.
 
     Este hecho es el que determina la trama de la totalidad del episodio. Y más concretamente la guerra psicológica entre ellas sobre la conveniencia o no de un intercambio por el rehén que sabemos en manos de Rick y su grupo.
 
      Es así como llegamos al trágico desenlace de la breve convivencia entre ambos grupos de mujeres. Y como no podia ser de otra forma, con muchas muertes y mucha sangre derramada. Donde el grupo de Rick se apunta una nueva victoria, pero que tiene pinta de ser por lo menos, breve y estéril.

   
  Por otra parte, no cabe duda que el episodio sirve para plantear nuevamente las dudas de los protagonistas sobre el camino que han tomado sus vidas y la cada vez más relevante deshumanización de sus actos.


       A modo de conclusión, debo reconocer haber experimentado un constante estado de tensión e incertidumbre durante todo el episodio. Derivado de la también constante sensación de que la vida de las protagonistas pendian de un delgado hilo. Si esa era el objetivo de los creadores, debo reconocer que por mi parte el objetivo ha quedado satisfecho.


    También es reseñable y cada vez más frecuente en esta etapa de la temporada, la constante mención de Negan como algo más que una persona, siendo presentado como un concepto e incluso una divinidad. Tendremos que esperar (probablemente hasta la próxima temporada) para obtener respuesta a tal desconcertante planteamiento.

     Por el momento nos conformaremos con el avance del siguiente episodio;



   

Entradas populares