BILLIONS 1X10.


                       BILLIONS. "Quality of Life". 1x10 


 

     "Quality of Life" (Calidad de vida), es el nombre del episodio con que nos sorprendia la cadena Showtime esta semana a través de su serie sobre el mundo financiero y legal.

     La vida, o más bien la ausencia de ella, es el punto de partida de la trama de esta semana. Al confirmarse la muerte por enfermedad de Donnie Caam, se descubre el pastel y las verdaderas intenciones del magnate financiero. Así vemos que la inevitable muerte del personaje ha sido utilizada como herramienta de ataque hacia la fiscalia y su brutal persecución. Una vez que el poderoso ejecutivo conoce la verdadera situación de su empleado, este monta la trama que hemos visto en los capítulos previos donde Donnie es utilizado como falso infiltrado de la fiscalia en la organización, y así informar de todos los avances de éstos en su contra. Pero además sabiendo de
antemano que la posibilidad de ser utilizado como testigo en su contra por parte de la fiscalia nunca llegaria por su inevitable destino.

    Para ello, el capítulo muestra, a modo de flashback cómo se gesta la maniobra en las oficinas de Axe Capital, así como la condición de asunto sólo conocido por los protagonistas.

    Por su parte, el fiscal asume su derrota. A travé de un tempranero y sincero discurso ante su equipo, se da por vencido en este caso y asume el duro golpe al que ha sido sometido por parte de su enemigo. Y así parece mostrar en el funeral de Donnie, en el que pudímos ver un nuevo cara a cara entre los dos rivales. Funeral al que decide asistir a pesar de las reticencias de su mujer.

     Pero si una cosa está clara es que el fiscal Rhodes no se rendirá tan fácilmente. Y pronto comienza a mover las fichas necesarias para preparar el camino que tomará en el futuro.
 
 Para ello no duda en poner entre las cuerdas a todo un juez con el fin de dejar el puesto vacante y trabajar para colocar a alguién más afín a sus inquietudes. Desición que inmediatamente recibe el beneplácito de su lugarteniente Bryan Connerty.

     Volviendo a Axelrod, a pesar de salir ganador en este caso de la batalla, parece que debe enfrentar un nuevo frente. Después de la huida de un pequeño grupo de asesores de su organización y su intento de abrirse camino por su cuenta, Axe baraja las posibilidades de cerrarles el camino y sobre todo convencer a ciertos clientes para que no abandonen el barco.
     La clave la encuentra en otro de sus empleados más fieles después de ser absuelto por un caso anterior. Con una ficticia discusión y muestra de diferencias entre ellos delante de toda la compañia, pronto se gana el favor del grupo desertor. (La escena de la falsa discución ponen un fantástico punto de humor al episodio). Así Axe ya tiene su propio topo en el grupo de rebeldes, que pronto da sus frutos y termina con una propuesta bajo condiciones casi inasumibles...para ellos, claro.




    Como conclusión, he de decir que me a parecido muy buen capítulo. Con mucho ritmo e interesantes y numerosos giros de guión. Y que deja la incertidumbre de cuales serán los siguientes pasos de la fiscalia, ahora oficialmente fuera del caso contra Axe Capital, y en especial los de la figura de Chuck Rhodes en su particular duelo con el magnate de las finanzas.

Entradas populares