BILLIONS. "Magical Thinking"


  BILLIONS 1X11 "MAGICAL THINKING"




  A sólo un episodio para poner fin a lo que ha sido la primera temporada del drama financiero de Showtime, analizamos lo que hemos podido ver en este penúltimo capítulo.
  Un capítulo que podria ser considerado de lo más reflexivo e introspectivo de los vistos hasta ahora. Sobre todo para uno de los principales contendientes en la guerra judicial de la que hemos sido testigos durante toda la temporada. En este caso, hablamos del poderosos ejecutivo del imperio financiero Axelrod.

   Pero el punto de inflexión lo marca un importante revés en una de las operaciones financieras más importantes de la compañia en mucho tiempo, y en la que tras una mala previsión, la firma ve impotente como pierde cientos de millones de dólares en la operación.

   Es así como el magnate interpreta rápidamente su mala previsión y actuación como consecuencia de su estado mental, y se autoinculpa por no haber visto el error cometido.
   Por ello recurre tan pronto como puede, al apoyo y consuelo de Wendy, su jefa de RR.HH y confidente. Y es ésta la que le propone llevar a cabo una sesión terapéutica, la cual le ayude a sacar fuera todo aquello que le inquieta, más ahora después de los acontecimientos acaecidos recientemente en la organización.


   Pero lo que deberia ser una simple sesión se prolonga durante toda una noche, en la que ambas partes ponen sus cartas sobre la mesa. Por parte de ella, confiesa haber estado barajando una posible salida de la firma, debido a la presión existente por el hecho de ser mujer del fiscal, y principal enemigo del mismo. Y por parte de él, lo que en un principio parece ser una confesión de culpabilidad por lo ocurrido con Donnie Caam (recordemos que durante sus últimas semanas de vida fue utilizado como herramienta contra el fiscal, y que se le ocultó una posible ayuda médica a su enfermedad) después de horas de sesión Axe parece darse cuenta que lo que realmente siente es una falta absoluta de sentimentos y empatia hacia todos.
Lo que le lleva incluso a plantearle a la experta la posibilidad de que sea un auténtico sociópata.


  Muestra también el episodio que dicha reunión o sesión entre Wendy y Bobby Axelrod, no es bien recibida por sus respectivas parejas. Especialmente mal se lo toma el fiscal Rhodes, al ver con sus propios ojos la conexión y entendimiento entre ellos.

    Es el fiscal el que a su vez sigue con su constante búsqueda de aliados en su ambicioso camino hacia la fiscalia general e intenta colocar las piezas que le favorezcan en su cometido.
   Pero cuando menos se lo espera, es en su propia casa donde encuentra una importante evidencia contra Axelrod que puede dar un giro total al caso, supuestamente en manos de otros ahora. Y es que la fuente de dicha evidencia la encuentra de forma clandestina en el informe sobre la sesión llevada a cabo por su mujer y que ésta guarda con recelo en su ordenador.

    Así, con esta nueva arma en sus manos, veremos en el próximo episodio, como el fiscal Rhodes prepara una nueva ofensiva contra Axelrod.


Entradas populares