FEAR THE WALKING DEAD 2X01


  FEAR THE WALKING DEAD; Arranque y primeros pasos del spin-off del drama zombie.


    Para aquellos que se quedaron con ganas o se les ha hecho corta la sexta temporada de "The walking Dead", tenemos el consuelo de seguir ahora su precuela y así mantener vivo el Universo apocalíptico que tanto nos hace sufrir.
    Aunque aún es pronto para hacer cualquier juicio, lo que si está claro es el arduo esfuerzo de la serie por alcanzar una identidad propia y desvincularse, hasta cierto punto lógico, de su serie "madre".

    "Monster" es el título del capítulo primero de esta segunda temporada. Y desde el principio vemos que por lo pronto nos encontramos ante un nuevo entorno, no visto en The Walking Dead, como es el mar.
     Confieso que cuando leí el argumento del primer episodio, pronto me surgieron varias dudas sobre la capacidad de crear un ambiente adecuadamente vulnerable con el mar como escenario. Pero visto el episodio, reconozco el error. Y opino que éste puede convertirse en un gran aliciente de la temporada y la serie. Está claro que los creadores deben esforzarse por crear unos ambientes y tramas que difieran de lo ya visto, y evitar así que se convierta en una simple historia paralela que no aporte ese factor novedoso que se le exige.

    Así, con el mar como protagonista, vemos al grupo abandonar la costa de una ciudad de Los Ángeles en llamas y abordar la cubierta del "Abigail", el yate que sirve de escapatoria de una
playa repleta de una horda de caminantes. Es Strand, el improvisado y enigmático salvador del grupo, el que dirige la salida como dueño del bote.

     Tan pronto se alejan de la costa, resurge la desconfianza y los choques de personalidad del diverso grupo. Ya sea por diferencias en cuanto al proceder, que pronto se ponen a prueba al encontrar otro barco a la deriva solicitando socorro,  como por la opaca personalidad de Strand y su visión de futuro. Una forma de actuar y de pensar que parece intuir unos conocimientos más avanzados de lo que está ocurriendo y sobre todo, los pasos a seguir. Una de la cuestiones en el aire es el destino de su viaje y lo que espera encontrar en el mismo.
     Además, es el propio Strand el que a la primera oportunidad deja bien claro quién es el dueño del barco y por consiguiente, quién dicta las normas a seguir.

       "Please, let me explain the rules of the boat; It's my boat...It is my boat...It is my goddamn boat".
         <<Victor Strand>>


     Pero más allá de las normas del "capitán", la tensión entre los tripulantes no parecen apaciguarse a medida que se alejan de la costa. Uno de los más afectados es Chris, muy afectado por la muerte de su madre a manos de su padre, pero el único que se niega ha aceptar la justificación del acto y la propia petición de ella.


 
   Y es a través de un impulsivo acto del adolescente como llegamos a la situación más inquietante del episodio. Al acercarse a un bote volcado donde podemos ver algún que otro "caminante" (Mensión poco apropiada en este caso ya que el medio seria el acuático, por lo que debemos imaginarnos otra forma de referirnos a ellos, "nadadores" quizás...), pero lo realmente desconcertante es ver que el bote ha sido atacado deliberadamente por otros humanos y que posiblemente no anden lejos del grupo. Así, empiezan a sentir la verdadera amenaza de la situación y entienden el peligro al que están expuestos.

    Con el intento de alejarse lo más rápido posible del lugar y la amenaza inminente, se pone fin al arranque de la temporada, que no ha hecho más que comenzar.




 

   

 

Entradas populares