THE NIGHT MANAGER (EL INFILTRADO)


  THE NIGHT MANAGER; Un aceptable renacimiento del género de espias.




    "The Night Manager" o "El Infiltrado" como es conocida en España, ha devuelto a la actualidad lo mejor del género de espionaje al más estilo clásico.
    Una más  que recomendable producción británica-estadounidense, emitida a través del canal BBC One y en AMC España (Curiosamente pendiente de emisión en USA hasta el próximo 19 de Abril) y que cuenta entre sus protagonistas con los actores Hugh Laurie y Tom Hiddelston.

     Con un formato de miniserie de seis episodios (muy típico británico) nos encontramos con una serie que muestra lo mejor del género de espias, conspiraciones institucionales, traiciones y algún que otro romance, en medio del complejo y convulso mundo del tráfico de armamento internacional.


     Serie basada en una obra de Le Carré (como no), nos lleva a conocer a Jonathan Pine (Tom Hiddelston), un encargado nocturno en la recepción de un lujoso hotel en El Cairo. Es aquí donde por simple casualidad y algo de curiosidad, llegan a sus manos una serie de documentos con cierta información sensible sobre una presunta operación ilegal de intercambio armamentístico entre dos poderosas figuras internacionales.
     Aprovechando su amistad con alguien de la embajada británica, pone en su conocimiento el hallazgo. Lo que después de un tiempo le trae como resultado una propuesta interesante y peligrosa a parte iguales. Es así como entra en escena la agente Burr, una ex agente de inteligencia del MI6 que le propone acercarse como infiltrado a uno de los principales traficantes de armas internacional, y una de las figuras implicadas en la gran operación en curso, Richard Roper (Hugh Laurie).  Y conocido por todos como "el peor hombre del mundo".

     Es así, como después de un meteórico ascenso en la organización de Roper, pasando eso sí, grandes pruebas de
confianza y fidelidad, y con algún cadáver dejado de por medio, consigue su objetivo de convertirse en hombre de confianza del traficante. Y una posición privilegiada para hacer caer la organización desde sus entrañas.

     Una serie que tiene como uno de sus atractivos el estar bien ambientada en diferentes ciudades alrededor del mundo, tales como El Cairo, Londres, Estambúl, Mallorca, Madrid, y algunas otras en consonancia con la actualidad como es el conflicto bélico en Siria y sus nefastas consecuencias.

     Con unos diálogos muy bien desarrollados, y unas interpretaciones más que aceptables, la serie nos recuerda mucho a lo mejor del género Le Carré. Además de tener una cabecera muy propia de la factoria James Bond, al igual que su banda sonora.

     Como contrapunto, encuentro el ritmo algo acelerado por momentos, quizás forzado por ser sólo seis capítulos. Y tal vez, con un contenido y desarrollo más propio para una serie de duración convencional.

      Pero en líneas generales, una serie muy recomendable tanto para los amantes del género como para aquellos que sin serlo, busquen disfrutar de un buen show de suspense e intrigas.

 
     Como dato anecdótico, cabe mencionar la presencia de dos españoles entre el casting de actores. El omnipresente Antonio de la Torre, como abogado español implicado con la organización criminal y Marta Torné como pareja de éste.

   

Entradas populares