JUEGO DE TRONOS. 6X06


     JUEGO DE TRONOS. 6X06. "Blood of my Blood".

     Una vez sobrepasado el ecuador de lo que será esta sexta temporada de Juego de Tronos, hemos visto un capítulo lleno de novedades, reapariciones llamativas, y acontecimientos que harán que nada vuelva a ser lo que era.
   
     Pero vayamos por partes. En cuanto a novedades, hemos conocido a la familia de Sam, aquella de la que habíamos escuchado algo en boca del mismo, pero ahora somos testigos directos del rechazo y deshonor que significa Sam, sobretodo para su desagradable padre. Si bien vemos también que al final de su frustante y breve visita el propio Sam tiene un as en la manga y abandona el lugar llevándose consigo la espada de acero valirio que tanta importancia tiene para la familia. Aquella que tendría que ser el símbolo de honor y orgullo, pero que su padre le niega abiertamente por la animadversión que siente hacia su hijo por dedicar su vida al estudio y el aprendizaje en lugar de la lucha.
 
     En cuanto a reapariciones llamativas, hemos visto una vez más al tío Benjen. Aquel que se dió por muerto hace ya bastante tiempo, pero que aparece en el momento que más se le necesitaba. Y nada más y nada menos que como salvador de su sobrino Bran. El cual se encontraba en importantes apuros después de verse sin la inestimable protección de Hodor.

    Esta aparición sorpresiva deja también importantes datos a tener en cuenta, ya que por una parte da a entender que Bran ha asumido sin darse cuenta el lugar propio del Cuervo de los Tres Ojos, y además deja claro la importancia de Los Hijos del Bosque en el destino de la guerra que está por llegar. (Recordemos que se revelan como creadores de los Caminantes Blancos y ahora con poder para invertir el destino de los mismos).

     En cuanto a acontecimientos llamativos de este episodio destacaria sobre todo el giro radical de la trama que tiene como protagonista a Arya, por una parte, y lo acontecido en el corazón mismo de Desembarco del Rey.
Así, ese cambio radical en la desición de Arya de seguir siendo quién es en realidad, le depara nuevos enemigos. Ya que los que hasta ahora eran sus mentores y encargados de su aprendizaje no parecen tener intenciones de ignorar su desición. Con ello, nos llega un acontecimiento esperado por muchos ya que últimamente la trama de la pequeña Stark no parecia llegar a ningún sitio. Por tanto un nuevo rumbo que seguro dejará grandes momentos en el futuro.
     Pero sin duda uno de los grandes momentos del episodio se han vivido en las entrañas de Desembarco del Rey. Con un Jamie Lannister haciendo lo que mejor sabe, luchar y dirigir ejércitos. Pero aunque momentáneamente consigue detener la polémica marcha de expiación de Margaery, la inesperada aparición y anuncio de asociación entre La Fe y la Corona por parte del Rey dan al traste con sus planes de derrocar la tan extendida influencia del Gorrión Supremo.
     Como consecuencia de ello "el matareyes" es enviado al norte a defender los intereses de La Corona y sus asociados. Pero no sin antes dejárnos una prometedora conversación con Cersei en la que ambos dejan claro que no se quedarán de brazos cruzados mientras pierden la influencia sobre su hijo.



    Con un final al más puro estilo Daenerys (Ya van siendo algo repetitivos esos momentos de reivindicación de la "madre de dragones" en mi opinión), llegamos al final de un episodio que aunque comienza con algo flojo termina con grandes momentos en su tramo final. Y prueba que se puede hacer un gran capítulo sin que aparezcan Jon Snow y Sansa. Que seguro volveremos a ver en el próximo ya que aún tienen mucho que decir.

Entradas populares