JUEGO DE TRONOS. 6X09

   
   
JUEGO DE TRONOS. EL SIEMPRE ESPECIAL CAPÍTULO NOVENO.
(((Spoilers)))  

   Y entonces llegó el noveno episodio. Ese episodio que por experiencia sabemos que no será un capítulo más. Caracterizado siempre por mostrarnos una muerte inesperada, cruel, chocante. Y en este caso no harían una excepción. Pero el capítulo titulado en esta ocasión "The battle of the bastards" es algo más que unas muertes relevantes.
     Aunque Juego de Tronos es una serie que poco tiene ya que demostrar para que se considere en el Olímpo de las series, todavía hay muchos que la consideran una serie más, pero tras el episodio en cuestión pocos podrán poner en duda la grandeza de la serie. Se puede dudar de ciertos aspectos de guión, del ritmo general, incluso de alguna interpretación, pero de lo que no se puede poner un ápice de duda es sobre el carácter espectacular del show. Y capítulos como este no hacen más que confirmarlo. Juego de Tronos es una serie grande.
      Sin duda, con tal título poco se deja a la imaginación, pero la ejecución, ese elemento tan ansiado por infinidad de series, ha rozado la perfección. Juegos de cámara inverosímiles, unos segundos planos muy logrados, y unos movimientos
desarrollados al más puro estilo videojuego. Todo ello subrayado por un envolvente sonido ambiental que hace las delicias a los más excepticos. La gran batalla sobre la que han estado rondando durante toda la temporada ha llegado. Y como no podía ser de otra forma, el malo malísimo de la historia, uno de tantos, no dejaría pasar la oportunidad de mostrar una vez más su maldad, su sadismo, y su disfrute del mal ajeno. Aunque en este caso su víctima sea el pequeño de los Stark (otro más). Afortunadamente, para los Stark, la cosa termina relativamente bien para sus intenciones. Eso sí, gracias a la algo previsible ayuda en el último momento de la batalla de los hombres liderados por Lord Baelish. ¿Tendrá ahora el perdón de Sansa después de devolverle el poder sobre Invernalia?
 
      Pero antes de la batalla que centra lo más relevante del episodio, en el otro lado del mundo, Daenerys da una muestra más de su poder, y una vez más demuestra que sus dragones serán su gran baza para la conquista de los siete reinos. Con unas escenas que destacan por su gran calidad visual, la madre de dragones va ganando adeptos a la vez que se quita de encima más rivales y contrarios a su causa. (Ahora también con el apoyo de la flota de Theon Greyjoy). También es cierto que ya se hace mucho esperar su partida y el paso definitivo hacia Poniente y los interesantes enfrentamientos que allí le esperan.


 
       En lineas generales, las expectativas creadas sobre el siempre especial capítulo noveno creo que has sido más que satisfechas. Con un episodio repleto de acción, con un esperado cara a cara entre los "bastardos", y unas escenas de lo más espectaculares visualmente, no es de extrañar que muchos hablen ya del episodio como uno de los mejores de la historia de la serie. Yo no me atrevería a dar una afirmación así, pero sin duda he disfrutado con el capítulo como con pocos. Al menos la sonrisa final de Sansa como escena final, me deja una gran sensación de paz y justicia. Que ya es mucho decir tratándose de Juego De Tronos.

Entradas populares