"NO ONE". JUEGO DE TRONOS 6X08


   JUEGO DE TRONOS. CAPÍTULO OCTAVO. SEXTA TEMPORADA. 


     Tengo que confesar que con el episodio de esta semana tengo sentimientos contradictorios. Ya que por una parte me ha parecido un capítulo algo flojo. Como se suele decir en el ámbito seriófilo, de esos de "transición". Pero al mismo tiempo tengo la sensación de que se ha dado un paso importante hacia el avance de la trama, y ha dejado unos cambios relevantes en algunos de los protagonistas.

     Uno de esos avances destacados lo encontramos en La Fortaleza Roja, en el corazón de Desembarco del Rey al ver a Cersei hacer frente de forma directa al dominio impuesto por La Fe. Una escena que nos trae esa violencia explícita que muchos atribuimos como característica definitoria de esta serie. Y como no puede ser de otra forma en manos de su fiel protector, "la montaña". Pero en cambio, vemos también que su sumiso hijo da un paso importante al proclamar derogado los juicios por combate, lo que deja más vulnerable que nunca a su propia madre en manos del Gorrión Supremo.


     Este capítulo, al igual que muchos durante la presente temporada, nos muestra algún reencuentro importante. En este caso el interesante encuentro se produce entre Brienne y Jamie, después de un tiempo desde sus vivencias juntos. Y a través de un interesante diálogo a solas, percibimos dos caras de su compleja relación. Mientras muestran respeto mutuo y halagos a su honor, se confiesan rivales y no dudan en plantear la posibilidad de que las circunstancias les obliguen más pronto que tarde a enfrentarse en el campo de batalla. Una situación que cada vez se hace más inminente.
     Con Jamie como protagonista, vemos la humillante derrota de Blackfish. Aunque un as en la manga de Jamie hace que la tarea haya resultado más sencilla de lo que se preveía. Nada más y nada menos que Lord Edmure Tully como prisionero y una serie de amenazas a su familia bastan para que "el matareyes" cumpla su misión de tomar Aguasdulces para La Corona.
   
   
Es en los momentos finales del capítulo cuando comprendemos el nombre que lleva el episodio esta semana. Con Arya como protagonista, al tener que enfrentarse nuevamente a la amenaza de muerte por parte de los hasta ahora sus mentores. Pero las cicunstancias cambian de forma radical cuando sale vencedora del trágico encuentro. Y es en última instancia cuando reconoce su verdadero objetivo y destino. Es una Stark y su lugar está en Poniente, en el norte, en Invernalia.

     Por todo ello, a pesar de parecer un episodio algo lento y tedioso, nos deja grandes cambios y algunos nuevos e interesantes rumbos en algunos de los protagonistas.
     Aunque no dejo de pensar que un buen golpe de efecto que he echado en falta ha sido esa lucha final de Arya con Waif en la que por fin sale victoriosa después de muchas derrotas y humillaciones, así como los últimos momentos de Pez Negro, los cuales sólo se descubren a través de la información transmitida por uno de los hombres de Jamie Lannister.
     La mejor noticia, la llegada del siempre llamativo capítulo noveno, en el que por la información que tenemos se producirá el esperado encuentro entre los "hijos bastardos".


Entradas populares