THE AMERICANS. (TEMPORADA CUATRO)

THE AMERICANS. (ANÁLISIS DE LA CUARTA TEMPORADA).
 
      Esta semana hemos tenido que despedir la cuarta temporada de la magnífica serie de espías de Fx. Con un capítulo que llevaba por nombre "Persona non grata", y que nos deja varias pistas sobre lo que podemos esperar de una quinta temporada (ya confirmada junto con una sexta que casi con total seguridad pondrá fin a la serie). Sin duda, una serie que a pesar de no estar orientada a lo que comúnmente se conoce como el gran público, a medida que se avanza entre los diferentes episodios más se da cuenta uno de la injusta falta de relevancia que conlleva y desmerece.

     Ha sido una temporada que al igual que las anteriores ha llevado su particular ritmo, plagado de interesantes e intensos diálogos. Un ritmo sin el cual no sería la misma serie, ya que en su capacidad de hacerte empatizar con las situaciones y personajes, esos diálogos tienen mucho que ver.
     Una de las líneas argumentales abiertas en la temporada anterior tiene especial continuidad en ésta. La relación de los progenitores con su hija Paige ahora que la segunda conoce la verdadera identidad de sus padres. A través de la misma, percibimos que la joven va aceptando cada vez más su nuevo rol. Aunque también insista en dar un paso más al querer saber más detalles de su trabajo y las opercaciones que llevan a cabo. A la
vez que ese interés choca con la abierta relación que mantiene con el pastor Tim. Su relación, y el latente riesgo de que éste delate sus verdaderas identidades rondan durante toda temporada dejándo numerosos momentos de incertidumbre.
     También hemos podido ver la aparición de una nueva amenaza, pero en este caso a un nivel más global. La aparción de la guerra biológica entre ambas potencias y que de forma directa involucra a nuestros protagonistas. Además, es a través de esta subtrama como conocemos a un nuevo personaje, William, el agente encargado de sacar las muestras de virus. Un personaje lleno de dudas sobre el transfondo y la necesidad de su labor y que por momentos contagia de forma explícita a Phil Jennings. Lamentablemente su final no ha sido tan heróico como se le presenta desde "La Cental" soviética.

     Pero si por una parte, tenemos que dar la bienvenida a ciertos personajes esta temporada, también nos hemos visto obligados a despedir a alguno de ellos. Especialmente brusca ha sido la salida de Nina, en una de las escenas más trágicas y menos esperadas. En el caso de Martha, la seudoesposa de Philip en su "alter ego" Clark, si bien su salida ha sido algo menos drástica, también ha dejado cierto vacio. Desconocemos su destino final en las frías tierras de la "madre patria" pero al menos guardamos la esperanza de que vuelva a aparecer en el futuro.


     
     La temporada nos deja una sutil pista de por donde puede ir la línea argumental de la temporada próxima. Ya que después de lo ocurrido al final de la presente, las identidades de Elizabeth y Philip Jennings están más en riesgo que nunca en salir a la luz. Esto hace que se plantee algo que ellos ya habían planteado brevemente en alguna ocasión, que es la posibilidad de volver a su país a pesar de las consecuencias que ello acarrearía a sus hijos (Especialmente a Henry, que aún se mantiene en la ignorancia). Pero la diferencia ahora radica en que la propuesta proviene directamente de "La Central" y no de sus dudas y cavilaciones.
     Por otra parte, también como posible nuevo frente abierto para el futuro, tenemos la aparición del desconocido hijo de Philip. Del cual no tenía constancia hasta hace bien poco. Y que seguro le dará un vuelco más a la ya de por sí compleja vida de espía soviético.

   
Generalmente hablando, ha sido una temporada que ha estado a la altura de lo esperado. Con nuevos y apasionantes frentes abiertos a la vez que han dado continuidad a las tramas abiertas que arrastraba la serie desde la anterior temporada. Ha sabido mantener el ritmo adecuado en el desarrollo de los acontecimientos, y dar la cantidad justa de tensión a las escenas más comprometidas. Una muestra más de que esta serie tiene capacidades para seguir dando aquello que los amantes de las historias de espías demandan. Al menos hasta llegar al momento de la caída de los soviéticos. Pero todo no se puede tener...


Entradas populares