"BOSCH" ¿La nueva "The Wire?


  "BOSCH". ¿Una serie que merece más atención de la que tiene?


     Algo tiene la serie "Bosch" que de forma inconsciente me hace pensar y recordar la aclamada "The Wire". Dejando a un lado la participación de varios actores que pudimos ver en la aclamada serie de HBO, la sensación de estar viendo algo similar está presente capítulo a capítulo. Aunque en una supuesta comparación, The Wire creo que está aún varios niveles por encima, eso no lo pongo en duda, pero hay ciertos aspectos tanto objetivos como subjetivos que de alguna manera me la traen al recuerdo.

     La serie de Amazon, basada en una serie de novelas del popular Michael Connelly, ya ha emitido al completo dos temporadas. (Todos los episodios disponibles de forma simultánea, lo cual me parece estupendo). Una serie protagonizada por Titus Welliver (popular secundario en muchas películas y series) como el detective Harry Bosch de la policía de Los Ángeles. Un personaje con unos métodos particulares de llevar a cabo sus investigaciones pero efectivo como el que más. Orgullosos de su cargo y fiel protector de su familia. Y como compañero habitual, Jerry Edgar (Un Jamie Hector muy alejado de su papel de Marlo de la citada The Wire). Y como jefe de policía, Irving (Lance Reddick, en un papel que no le es nada desconocido). 
    Ante la pregunta ¿Qué podemos ver en "Bosch?. Yo plantearía la cuestión ¿Qué no veremos en "Bosch"? Ya que la serie engloba varios temas de interés en la moderna sociedad, tanto civil como no civil norteamericana.



     Es así como a través de la investigación llevada a cabo por el grupo protagonista (Un caso por temporada, aunque no siempre de forma independiente) se nos adentra en los más altos niveles institucionales de la ciudad de Los Ángeles. Pero un aspecto claramente definido en la serie es precisamente la "guerra" institucional entre los diferentes cuerpos. Que lejos de colaborar, en la mayoría de los casos están enfrentados en busca del prestigio. Y en relación con ello, podemos ver también la estrecha relación entre los cuerpos de seguridad y la política. Donde unas cercanas elecciones a la alcaldía produce un sin fin de intentos de influencia, chantajes, e incluso amenazas con el fin de hacer girar la balanza al candidato pretendido.
     Por otra parte, en un ambiente tan oscuro en el seno de las instituciones, no puede faltar la corrupción. Un tema que tiene especial protagonismo en esta segunda temporada. Con lo que la serie se aleja de los tan conocidos clichés de muchas series policiacas donde se nos presenta normalmente un cuerpo de policía incorruptible y perfecto. (Unos valores puestos en entredicho en la actualidad en EEUU. Basta ver las noticias estos días pasados).
     Su hueco tiene también el siempre presente crimen organizado en una serie de policías. Además, como no, de diferentes problemas y dificultades en el seno familiar de algunos protagonistas, especialmente Harry Bosch, que en algunos casos tiene dificultades para diferenciar la delgada línea que separa lo personal de lo profesional.



      Por lo tanto, estamos ante una serie de corte policiaca que comparte muchos aspectos con la gran "The Wire" más allá de algunos actores en común. Que salvando las diferencias, puede servir para aquellos (como yo) que añoramos la gran serie de D. Simon por un lado, y para que disfrutes de una gran serie sin más por otro. De lo que si estoy convencido, es que tal vez no esté recibiendo la popularidad merecida, algo que también comparte con la serie de HBO (fama y popularidad que le llegó un tiempo después de finalizada). Espero que no sea un caso similar!.



Entradas populares