MR. ROBOT. FINAL DE TEMPORADA


   
MR. ROBOT-FINAL DE LA SEGUNDA TEMPORADA. (USA Network). Después de doce episodios (a cuál más extraño) llega la hora de decir adiós a la serie revelación del verano de 2015 y una de las más comentadas durante los últimos meses. Con muchos, muchísimos motivos para ello. Con un episodio final de temporada que en líneas generales se puede decir que deja más preguntas en el aire que respuestas a las incontables cuestiones aún sin aclarar, al menos del todo. Una de las cuestiones de las que si tenemos respuesta es sobre las consecuencias del ataque sufrido por Darlene y Cisco, con el trágico final de este último. Y a partir de ahí, con Darlene bajo custodia federal vivimos una interesante guerra psicológica entre ella y la agente DePierro. Una guerra que acaba con una importante revelación. Los federales van un paso más allá en la investigación de lo que nos han hecho creer. La reacción de Darlene al ver el tablón con todas las caras y datos sobre los que los agentes trabajan no tiene desperdicio. Sobre todo al ver a Elliot entre ellos. "La estrategia de la pitón" como la misma agente Dominic lo define al dar a entender que lo más efectivo ha resultado ser esperar en la sombra a que todos los protagonistas fueran saliendo a la luz ante la amenaza de Dark Army (véase el título de los dos últimos episodios, que ahora entendemos mejor). Quizás una de las tramas menos atractivas ha sido la que rodea a la mujer de Tyrell Wellick. En busca de respuestas sobre el destino de su marido, choca con la realidad sobre quién ha estado haciendo las llamadas misteriosas. Aunque la cosa no acaba bien para ambos. Una trama algo espesa y que no deja bien claro hacia donde va y su hueco en la trama general.

     Pero sin duda lo más llamativo de este último episodio es la sorpresiva reaparición (breve en el anterior pero con mucho protagonismo en este) de Tyrell Wellick. Y como nos dan ha entender, protagonista importante en la hasta ahora desconocida Fase 2. Una fase 2 que va más allá de un ataque cibernético y más próximo a un ataque terrorista que de llevarse a cabo acabaría con numerosas víctimas humanas. Una acto del que Elliot, aún siendo de manera inconsciente su promotor, niega a causa de las consecuencias. Al mismo tiempo que lucha consigo mismo por saber si la presencia de Tyrell es real o forma parte de su trastornada psique. Y de una manera bastante dramática parece llegar a la verdad. 

     Pero el episodio nos deja para los momentos finales aquello que mejor sabe hacer esta serie. Es decir, plantar la semilla de la duda sobre lo que estás viendo y sobre todo qué pasará a partir de ahora. (Ya lo hicieron durante su primera temporada y la manera de completar la secuencia no ha podido ser mejor). Basta con una breve escena de Angela hablando por teléfono con Tyrell confirmando que se está llevando a cabo lo planeado. Y a partir de aquí cualquier tipo de especulación es igual de válida. ¿Pertenece Angela a Dark Army? ¿Desde cuándo? ¿Es todo consecuencia de la extraña entrevista con White Rose?. Dudas y más dudas para un episodio final de temporada.
     Pero por si todo esto fuera poco, nos ofrecen una escena post-créditos bastante desconcertante y misteriosa en la que nos muestran algunos de los personajes secundarios vistos durante la temporada en un fortuito ¿fortuito? encuentro. Una escena que no hace más que incrementar las dudas de su existencia y sobre todo el momento de la misma. ¿Será el inicio de algo mayor para la próxima temporada?.

     En resumen, hemos visto una segunda temporada magnífica con un importante punto de inflexión en el momento en que el protagonista revela su verdad allá por el sexto episodio. Y que desde entonces la serie toma unos tintes de novela o cine negro con algunas muertes incluidas. Mención aparte merece el trabajo interpretativo de su protagonista, justamente premiado en los pasados premios Emmys y que con total seguridad no ha dicho aún su última palabra. 
 

Entradas populares