RAY DONOVAN "Lake Hollywood" 4x10


   REVIEW RAY DONOVAN 4X10 "LAKE HOLLYWOOD"

     ((Aviso de Spoilers)).

      Inmersos ya en la recta final de la cuarta temporada de la serie de Showtime, hemos visto como después de un comienzo de temporada algo débil los últimos episodios emitidos han acelerado el ritmo hasta niveles a los que nos habían acostumbrado en temporadas anteriores. Muertes, tiroteos, encrucijadas, sin dejar de lado el romance y los debates morales entre los protagonistas.
      Muestra de ello es el episodio de esta semana, donde desde el minuto uno se nos introduce en los actos (normalmente violentos) de Ray Donovan. Y es que estaba claro que nuestro Ray Donovan no se quedaría de brazos cruzados ante las amenazas de Dimitri, el mafioso ruso que tiene cautivo a su mano derecha Avi. La mejor forma de hacerle ver que él también tiene sus recursos es hacerse con el bien más preciado del peligroso ruso, sus valiosas obras de arte. Para ello cuenta con la ayuda de la incuestionable Lena, además de un Daryll cada vez más involucrado en los turbios asuntos de su hermanastro Ray. Algo con lo que parece disfrutar, eso sí.
El encuentro entre los dos poderosos hombres era cuestión de tiempo. Aunque dicho encuentro toma un camino algo inesperado, sobre todo para Ray, que ve como el ruso le pide algunos curiosos "favores" antes de arreglar un intercambio entre las obras de arte y Avi. Destaca sobre todo el hecho de que el ruso considera que Ray estará en deuda con él de forma permanente independientemente de como solucionen el asunto que traen entre manos. Quedarán vinculados más allá de la pretenciones de Ray Donovan, cosa que no le agrada en absoluto.


     Antes de esto, Ray toma las medidas oportunas e intenta advertir a la familia al completo que deben permanecer lo más ocultos que puedan para evitar represalias por parte de los rusos. Lo cual sirve para volver a ver a Mickey Donovan (Después de su sangrienta hazaña en Primm) junto con su hijo y el resto de la familia. Si bien ya todos conocen a Mickey y no se dejarán arrastrar por sus desvaríos. Pero no todos están dispuestos a ocultarse. Sobre todo Terry ahora que tiene entre manos el prestigioso combate de Héctor en fechas cercanas.
Lo que no puede controlar aún son sus continuas diferencias y disputas familiares que hacen que el boxeador no esté centrado en la pelea. Pero Héctor Campos lejos de poner solución a sus asuntos va más allá y se crea uno tan grande que no puede solucionar por sí mismo. En un ataque de ira acaba con la vida de su hermana Marisol, por lo que tiene que recurrir una vez más a la ayuda de Ray. Y aunque en un principio éste no está muy por la labor, finalmente entra en escena para prepararlo todo de manera que parezca un suicidio. Los motivos por los que decide finalmente ayudarlo no parecen ser por pura solidaridad y estoy convencido que es un recurso más de nuestro protagonista para una futura utilización en su beneficio.

 
 
      Así, a sólo tres episodios para que se despida la cuarta temporada, nos encontramos con un Ray metido en problemas de complicada resolución y con toda su familia amenazada. Un asunto con los rusos que no parece tener una solución fácil, ni siquiera para el siempre efectivo Ray Donovan.

Entradas populares