THE FALL (La Caza). Tercera Temporada.


  "THE FALL". (Tercera Temporada); Mucho más que una serie sobre policías y asesinos.

 

     No tenemos aún confirmación de si la serie tendrá una continuación. Según palabras del principal guionista y creador, Allan Cubitt, aunque la tercera temporada se ha planteado como el cierre definitivo de la serie no se descarta una nueva temporada sin uno de los personajes principales. A falta de noticias, debemos despedir esta fantástica serie. No más Stella Gibson y sus demoledoras y sinceras palabras (ni sus relajantes largos en la piscina), ni más Spector y sus escalofriantes y fetichistas juegos sexuales y psicológicos. El tan interesante juego del gato y del ratón ha terminado, por lo pronto, entre estas dos complejas personalidades. Tan similares en algunos aspectos y tan distantes en otros tantos. "La caza" ha concluido...

     Analizando los detalles de lo que nos ha dejado la tercera temporada recientemente finalizada, lo primero que hay que mencionar es que hemos visto una temporada planteada a modo de epílogo. Donde lo que vemos desarrollado son las consecuencias de todos aquellos actos que han llevado al lugar en el que nos encontramos. Si las dos primeras temporadas narraban la investigación, cerco y caza del conocido como "estrangulador de Belfast" por la agente Stella Gibson (Gillian Anderson) en esta nueva temporada nos traen las consecuencias de todo el camino recorrido hasta llegar a este punto.
   
      La temporada comienza en el mismo momento en que nos dejaron en el final de la segunda. Es decir, con Paul Spector (Jamie Dornan) el asesino confeso, en custodia de la policía en busca del cuerpo de su última víctima. Pero el grupo era atacado y como resultado el acusado es herido de gravedad. Así, en el primer episodio de la presente temporada somos testigos de los intentos de los equipos médicos por mantener con vida al asesino. Un primer episodio que resalta por su realismo, sobre todo en los aspectos médicos.
Pero como menciono en el título de esta entrada no estamos ante una serie policíaca sin más. Por ello, para analizar la temporada al completo hay que poner el punto de mira en una serie de aspectos que en mi opinión resumen bastante bien esta genial serie.



* El caso del "estrangulador de Belfast.

     Aunque parezca que el caso está cerrado. Es decir, el sádico asesino y violador ha sido atrapado y dado una confesión, vemos un giro bastante inesperado durante la presente temporada. Ya que al despertar de la convalecencia todo apunta que no recuerda con exactitud quién es ni nada de lo que ha hecho. Pero por parte de los agentes policiales todo es interpretado como una estrategia para minimizar su castigo. Por lo que los intentos de unos y otros por demostrar su versión ocupa una gran parte de la trama.

* La relación entre la agente Gibson y Spector.

     Sin duda estamos ante una de las relaciones más complejas y eclécticas. Ella no deja lugar a dudas de que su intención es que sea encerrado de por vida. Pero en muchos momentos se intuye cierta curiosidad por su personalidad y el motivo que le lleva a realizar los actos cometidos. Y se podría ir una línea más allá, en la que parece percibirse incluso cierta atracción sexual y psicológica entre ambos. Ese juego continuo de amor y odio, de indiferencia y admiración, enriquece enormemente la relación entre los que sin duda son los dos grandes protagonistas  la serie.

* Las consecuencias de sus actos.

     Hay un aspecto en esta serie que no estamos acostumbrados a ver con mucha frecuencia en series de temática similar. O al menos de forma tan detallada y tan bien narrada. Esto es, los devastadores efectos sobre la familia al descubrir la verdadera identidad de la persona con la que se convive. Muy lejos de la imagen perfecta que tenían, la mujer del asesino y sus hijos viven de primera mano el rechazo social y la desconfianza que se genera a su alrededor. Una situación que termina de forma dramática para todos ellos.



* El desenlace.

     El desenlace de la temporada, y hasta nuevo aviso, desenlace de la serie, puede ser resumido en una sola expresión; "aquí no hay ganadores y perdedores". Yo diría que todos pierden y nadie queda satisfecho por los acontecimientos que ponen fin al caso. Un hecho que queda reflejado en las últimas escenas y que demuestra que todos han perdido mucho más de lo ganado durante el incómodo y poco satisfactorio viaje hacia lo más oscuro de la personalidad humana. Un final que puede gustar o no pero que se aleja de todo final convencional.


     A modo de resumen, diré que nos encontramos ante una serie extraordinaria. Que se aleja mucho de los clichés típicos de series similares. Que pone luz a las partes más oscuras de la personalidad humana a través de sus personajes. Una serie con un ritmo bastante lento y unos diálogos fantásticamente construidos, donde en ocasiones los silencios y pausas dicen mucho más que infinidad de palabras. Lo cual nos trae unas magníficas interpretaciones. Una serie que sin duda, hecharemos muchísimo de menos.

Entradas populares