THE WALKING DEAD. "The Cell".


 "The Cell". The Walking Dead (Tercer episodio); El calvario de Daryl

 

     Tercer capítulo de la presente séptima temporada de la serie y un nuevo escenario que conocemos de primera mano. "El Santuario", el cuartel general de los temidos Salvadores. Así se sigue la dinámica de presentarnos de manera paralela varios entornos diferentes pero bien entrelazados (cada vez más la influencia de los hombres de Negan se va agrandando) en cada capítulo. Una desición, que aunque algo incómoda para muchos espectadores, hace que la serie amplie sus límites tanto en tramas como personajes. Sin duda la mayoría querrá ver una y otra vez a Rick y su gente más cercana pero eso nos alejaría de otros interesantes y carismáticos personajes que bien merecen su espacio.
     "The cell" es el título que nos han presentado esta semana. Si bien podría haberse llamado fácilmente "el calvario de Daryl". Un episodio en el que conocemos algo más de esos hombres que han revolucionado la serie. Además nos presentan no sólo el lugar sino, lo más importante,  la forma que Negan rige la estricta organización. Destaca sobre todo el respeto (o temor) que infunde a su alrededor. Un respeto que los lleva a tratarle como algo más que un simple humano, más como una deidad. Ejemplo de ello es ver como todos y cada uno no dudan en arrodillarse a su paso. Todos salvo un hombre, Daryl. Encerrado en un cuartucho y alimentado a base de comida de perros, lo vemos mantener su frialdad y temperamento. A pesar de la tortura física y psicológica que se ve obligado a soportar. Los intentos de sus captores por doblegarlo y que termine por aceptar el dominio de Negan no parece tener avances. Un hecho que ha traído infinidad de teorías sobre cuál puede ser el destino de Daryl. Aunque las opciones no son muchas hay quien piensa que terminará aceptando ser un salvador más, mientras otros piensan (y desean) que mantenga su fuerza y fidelidad a Rick y el resto del grupo. Una cuestión que seguramente no tenga pronta respuesta en la serie.

   
Aparte de Daryl, y alguna breve aportación de Negan, el otro gran protagonista del capítulo de esta semana ha sido un viejo conocido de todos, Dwight. El tipo encargado de someter a Daryl (su mutua historia previa no creo que ayude mucho a la labor) y del que se nos da la oportunidad de profundizar en su personalidad y carácter. Pero lo más interesante es conocer ciertos aspectos de su pasado y sobre todo los motivos por los que se ha convertido en uno de los hombres fuertes de Negan. Una trágica historia que en cierta medida puede hacer que sintamos cierta empatía e incluso algo de lástima por un personaje que hasta ahora era bastante odiado. Pero lo que sin duda se puede percibir es que Dwight presenta muchas dudas de su destino y desiciones que ha tomado, o más bien obligado a tomar. ¿Quizás estamos viendo un futuro aliado de Rick o Daryl contra Negan? Soy de los que pienso que algún indicio de ello se puede haber intuído en el episodio. Aunque tiene motivos de peso para ser fiel a Negan, sabemos que en The Walking Dead todo puede pasar.

     Por otra parte, hay algunos aspectos llamativos que hemos podido ver en el episodio. Uno de ellos hace referencia a unas palabras dichas por un fugitivo del Santuario que el propio Dwight intenta dar caza para hacerle volver. Este personaje deja constancia de algo que muchos podemos pensar respecto al poder de Negan. Esto es, es sólo un hombre que somete a otros tantos. Por tanto, si todos los que viven bajo su temor deciden revelarse pocas oportunidades tendría. Quizás una pequeña semilla para una rebelión posterior.
     En segundo lugar, muy llamativo ver a Daryl llorar a lágrima viva al ver la foto de Glenn. Una muestra clara de su sentimiento de culpa por ser de una manera indirecta responsable de su muerte.



     Ya sólo nos queda esperar al siguiente episodio, el cuarto y que marca la mitad de esta primera parte de la temporada. Además será un capítulo con una duración especial algo más largo de lo habitual y que espero que esto sea motivo de que veremos importantes cosas.

   Por último, y para quién le pueda interesar, los temas musicales que sirven como parte de la tortura sobre Daryl;

  - "Easy Streets" (The Collapsable Hearts Club)




  - "Crying" (Roy Orbison)


   
   

Entradas populares