"PULSACIONES". La nueva gran apuesta de Atresmedia.


   "PULSACIONES"; La primera gran apuesta de Atresmedia para el 2017.




    Alejandro Puga (Pablo Derqui) es un reconocido neurocirujano pero que arrastra un problema de adicción al que se agarra para conseguir sus objetivos más ambiciosos. Rodrigo Ugarte (Juan Diego Borro) es un periodista de investigación que se ve envuelto casi sin querer en una trama de asesinatos y desapariciones que termina trágicamente. Dos historias paralelas que nada tienen que ver hasta que las circunstancias hacen que ambos compartan algo más que la ciudad en la que habitan, un corazón.

    Estas líneas podrían servir para describir a grosso modo el argumento de la primera de las apuestas de la cadena para el recién estrenado año. El pasado Martes pudimos ver el primer episodio de una miniserie de diez episodios. Una nueva producción de Globomedia y Atresmedia bajo guión (y dirección) de Emilio Aragón. Una muestra más del radical cambio de la productora en cuanto a temática y enfoque de sus nuevas producciones.


 
  Una serie definida como un thriller dramático con tintes sobrenaturales. Y eso es exactamente lo que hemos podido ver en sus primeros 70 minutos emitidos.
     Hay algo que destaca desde el primer momento y es un ritmo bastante más acelerado de lo habitual en series de duración similar (algo muy español). Prueba de ello es que bastan 34 minutos para ir a la premisa principal de la serie y empezar a desarrollar a partir de aquí lo que será la trama general del resto de episodios. Antes de eso, los habituales minutos de presentación de personajes y circunstancias que hacen que lo demás tome sentido e identidad. Nada nuevo.

      Por lo que, ya metidos en la trama, una vez que el protagonista recibe el trasplante cardíaco comienzan las visiones, pesadillas, y ensoñaciones que lo llevan a ver y sentir momentos de la vida de su donante. Sale entonces a la luz una teoría reciente sobre la "memoria del corazón" y órganos en general objeto de algunos estudios científicos y pseudocientificos. Comienza entonces la búsqueda de respuestas empujado por parte de esas visiones en las que parece evidenciarse que la muerte de la persona que le ha permitido sobrevivir no acabó de forma accidental sino fruto de un homicidio.



     Aunque sólo hemos podido ver el primer episodio al menos el nivel de suspense e intriga está a la altura. Con algunas cuestiones planteadas y sin apenas indicios de respuesta hasta próximos capitulos, el episodio logra engancharte a la trama desde el primer momento. Aunque aún es pronto para dar una opinión algo más generalizada, parece que el guión ha sido trabajado con esmero. Acompañado por una buena labor de dirección, y las siempre fiables interpretaciones de Pablo Derqui y Leonor Watling, hacen que la serie prometa una buena dosis de entretenimiento para las noches de los Martes (si no la cambian). Además noto una gran intención de aumentar minutos de rodaje en exteriores, algo muy demandado y cada vez más visto en la ficción española. Bravo!
     Por mi parte, me he quedado con ganas de más, por lo que el próximo Martes mi presencia a la hora prevista está garantizada para ver cómo se desarrolla la historia.

Entradas populares