24: LEGACY. (Fox, 2017)


     24; LEGACY. El legado de Bauer sigue muy vivo.

                           


     La era post "Bauer" ha comenzado. La sombra del popular agente antiterrorista de la agencia americana está presente de manera implícita. Hablamos de "24; Legacy", el spin-off de la tan seguida serie "24" que durante casi una década nos trajo la lucha del gobierno americano contra el terrorismo a su lado de la frontera. (Con una temporada a modo de cierre definitivo el pasado 2014). Por lo que, esta nueva serie se presenta como un intento de mantener vivo el espíritu (y audiencias) de la serie "madre" en la que se basa. Aún es pronto para juzgarla más allá de sus primeros episodios, estrenados esta semana en Fox España, sólo unos días después de su lanzamiento en EEUU. Y aunque el objetivo a largo plazo es que olvidemos a Jack Bauer y adquiera su propia identidad, sin duda la nueva serie no esconde en absoluto su "parentesco". Desde el minuto uno ya sabemos la serie ante la que estamos.

     El actor Corey Hawkins (The Walking Dead, Straight Outta Copptom) es el encargado de ponerse en la piel del patriótico ciudadano envuelto en la lucha antiterrorista de su país. Para ello la serie recurre a los recursos visuales que tanto caracterizaron a la serie matriz, la multipantalla, la cuenta atrás en el reloj mostrado en pantalla de forma recurrente...Todo ello para crear esa atmósfera vertiginosa de ritmo y acción que se convierten en sello de identidad. Además mantienen la fórmula de "tiempo real" en la que cada episodio narra los acontecimientos ocurridos en esa franja horaria real.
  Para apoyar al joven soldado en su lucha está la ex directora de la unidad antiterrorista, Rebecca Ingram (Miranda Otto), un fichaje de altura para esta nueva aventura en un papel que le viene al dedo y con similitudes con su participación en la pasada temporada de Homeland.

    Tiene la serie multitud de ingredientes para convertirse en una de las series de la temporada. Al menos en cuanto a entretenimiento "puro y duro". Algo que no le falta es ritmo y acción, algo que hace que cada episodio parezca de una duración menor debido al acelerado y continuo cambio de escenarios y protagonistas.
Todo ello sazonado con interesantes tramas secundarias centradas sobre todo en la guerra de competencias institucionales entre las diferentes agencias gubernamentales, CIA, NSA, FBI... Además de tratar sin tapujos el tema del terrorismo islámico y su amenaza para la seguridad del país y sus ciudadanos. Temas de actualidad que podemos ver a diario en nuestros informativos y que son inteligentemente integrados en la trama de la serie.

                           

     En resumen, nos llega una serie para los amantes de la acción y la adrenalina, de los ritmos acelerados y tiroteos esporádicos. Una serie para el entretenimiento más puro, hayas sido seguidor de la serie "madre" en la que se basa como si no. Una buena apuesta para la noche de los Jueves. Sin duda, aburrirte, no lo creo.

Entradas populares