"BIG LITTLE LIES". (HBO, 2017)


   Big Little Lies; Apariencias, secretos, mentiras, y unas "marujas" en pie de guerra.

                           

     Es un hecho que HBO anda desde un tiempo en busca de un prestigio que parece haber dejado atrás. Ya no parece ser la cadena de garantías que hace unos años cualitativamente no tenía rival. Y tras algunos intentos fallidos, la lucha continúa. Tendríamos que analizar muchos factores para dar con los motivos por los que la plataforma ha dejado de tener esa gran influencia, pero sin duda, la más relevante es el surgimiento de otras plataformas similares (Netflix, Amazon, etc...) y que no escatiman en inversión para crear producciones más cercanas al cine que a la TV. La buena noticia es que en medio de esa "batalla", el espectador, ajeno a esa guerra, es el gran beneficiado.

     Pues bien, hace unas semanas HBO estrenó la serie en la que parece haber puesto grandes esperanzas para que se vuelva a hablar de ella como antes. "Big Little Lies", aunque en formato miniserie, ya ha conseguido parte del objetivo. Y parte de la culpa la tiene el tirón de haber recurrido a actrices populares del cine. Nicole Kidman, Reese Witherspoon, Shailene Woodley, y Laura Dern, son algunos de los imponentes nombres que encontramos. Basada, la historia, en el libro de Liane Moriarty, tiene como guionista principal a David E. Kelly, un nombre quizás no tan conocido pero con un gran aval como guionista de series como Ally McBeal o Boston Legal. Y en la dirección, Jean-Marc Vallée, conocido sobre todo por su gran trabajo en la película Dallas Buyers Club.

                         

     Con estas garantías parte la miniserie categorizada como comedia dramática. Una historia contada en dos tiempos. Uno en el que se hace evidente que ha habido un asesinato y todo lo que rodea, y otro en que conocemos el entorno y las personas que rodean el hecho antes que se produzca. Eso sí, en ningún momento se da pista o se desvela quién es la víctima. Simplemente vamos conociendo el día a día de una serie de personajes, mayoritariamente femenino, y todas las circunstancias que parecen desencadenar el trágico final. Pero la miniserie es mucho más que esto. A través de un incidente en la escuela con algunos de los hijos de las protagonistas, se desencadenan una serie de acontecimientos que rápidamente conforman dos bandos bien definidos. Dos bandos que pronto comienzan una guerra particular de prestigio, orgullo, influencias y apariencias que parecen afectar a toda la comunidad. A la vez que esto hace surgir los más oscuros secretos de cada uno y el tener que luchar contra sus propios demonios. Surgen y se tratan temas tan de actualidad como el acoso y la violencia en la escuela, la infidelidad, la violencia de género, tratados con sutileza pero de manera directa y sin complejos. Además, de mostrar en segundo plano ciertas reflexiones sobre valores familiares, feminismo e incluso la soledad.

      Tiene la serie unos diálogos muy bien construidos, con un ritmo justo para cumplir con los objetivos. Resalta que cada personaje está elaborado de manera intencionada, con identidades propias que hacen que la serie adquiera un carácter coral donde que cada pieza encaja a la perfección en el todo.
       Mención especial merecen los personajes infantiles que son varios. Algo que en muchas ocasiones parece estropear series y películas pero que en este caso adquieren un peso considerable.

                               

      Aunque es pronto aún para conocer la repercusión de la serie en el devenir de la cadena, al menos se intuye cierta tendencia e intencionalidad en dar un importante giro en contenido. Pero en este complejo mundo de las series y miniserie en que nos movemos, todo es posible. Pero algo que si debemos tener claro es que "Big Little Lies" es una de esas series que no debes dejar de lado, porque tiene muchas cosas que mostrar, al menos hasta ahora, así ha sido.


Entradas populares