"HOMELAND". La serie "Zombie".


   HOMELAND. (Showtime). La serie que "muere" y "resucita" cada nueva temporada.

    Se podría decir que la serie de espías de Showtime es una serie "zombie" (que no una serie de zombies). Es una serie que con cada temporada parece morir para una y otra vez levantarse y avanzar hasta un nuevo nivel. Es una de esas series que popularmente se le da por muerta, pero que año tras año sorprende con buena salud y bienestar.

                             

     No cabe duda que la serie, a lo largo de su ya extenso recorrido ha tenido dos grandes ciclos fácilmente reconocibles. Es decir, que muchos consideran que hay algo así como dos "Homelands", la del Sargento Brody, y la de después del Sargento Brody. Pero esto no significa que una sea mejor que la otra.
     Interactuando a través de las redes sociales e internet en general, te das cuenta que hay mucha gente que "abandonó" el barco tras la salida del personaje interpretado por Damien Lewis. Algo que me hace sentir cierta lástima e impotencia ya que el show a dado muestras desde entonces de estar en muy buen estado de salud.

     Después del suceso que forzó la salida del actor vino una auténtica cascada de opiniones respecto a la conveniencia o no de seguir con la trama y la serie. La desición de hacerlo y de seguir con nuevas tramas (y escenarios) no pudo ser más acertada en mi opinión.

                               

     Así, se presentaba un escenario novedoso y lleno de incertidumbre. Magistralmente llevado a cabo con una cuarta temporada ambientada casi en exclusividad en Pakistán. Como decía, un escenario completamente nuevo, lejos de la rutina en tierras americanas y que nos dejó grandísimos episodios en torno a la embajada en su capital, Islamabad, su confrontación directa con los servicios e instituciones de este país, y la inminente y creciente tensión con la ideología yihadista. Una vez más unos hechos narrados siempre acordes con la más absoluta concordancia con la realidad.
     Luego, tras un salto temporal breve, la serie nos presentaba una quinta temporada en la que daban el salto a Europa. A Berlín más concretamente, donde la Agencia, con la protagonista siempre como lazo de unión, en lucha para evitar un importante atentado en tierras alemanas. Además nos dejó esta temporada una interesantísima trama sobre una importante infiltración en el seno y la cúpula de la Agencia de Inteligencia Americana. Buena temporada aunque no al mismo nivel de la anterior.

                               

     Y llegamos a la temporada en emisión en la actualidad, la sexta ya. Y cuando todos pensaban que la serie ya no tenía prácticamente nada nuevo que ofrecer, llegan una serie de episodios de reseteo que hacen que volvamos a niveles de tensión y acción que sólo los que hemos sido fieles al show, recordamos de sus inicios. Todo ello me hace pensar que una vez más, Homeland no está muerta y nunca lo ha estado, simplemente en ciertos momentos parece haber estado en un estado catatónico, para luego cuando menos lo esperas dar el golpe en la mesa. Algo así como un "zombie", "estoy aquí aunque no lo parezca". Parece decir una y otra vez.

Entradas populares