The Walking Dead. "Hostiles And Calamities"


    The Walking Dead. "Hostiles And Calamities". El episodio que muestra que la serie está en cuidados paliativos.

                             
                           
     Resulta algo incómodo tener que escribir un repaso al episodio semanal de la serie ante el capítulo más criticado desde hace mucho tiempo. Con unas características nada novedosas para aquellos que seguimos el show episodio a episodio, semana tras semana. No es nuevo que a lo largo de siete temporadas nos hayan acostumbrado a dejarnos este tipo de capitulos "de paréntesis" (voy a evitar la palabra relleno para los que hayan sacado algo positivo del mismo). Algo me dice que el techo de la serie está cada vez más próximo. El bajón de audiencia continuada es muestra de enfermedad grave a tener en cuenta (salvo a excepción de los habituales capítulos finales e iniciales de cada temporada). Pero es un juego peligroso arriesgar toda la valía del proyecto a tan sólo un par de episodios por temporada. Es algo que me ocurre a mí. Un promedio de dos buenos capítulos cada ocho...Mala y temeraria fórmula de sumar adeptos, y lo que es más importante, mantenerlos.

     El motivo de mi frustración es "Hostiles And Calamities", el capítulo undécimo de esta séptima temporada. Un capítulo en el que se vuelve la vista a unos momentos antes de todo lo visto en los dos episodios previos. Así somos testigos de la llegada de Eugene al cuartel general de Los Salvadores como rehén. Aunque el episodio tiene dos grandes protagonista como polos opuestos. Dwight y su creciente descontento con su vida junto a Negan, y Eugene descubriendo que la vida junto al villano puede no ser tan desagradable como imaginaba. Este último, que llega temiendo la peor de las represalias, pronto descubre que sus conocimientos e ingenio son muy valorados por el perverso líder. Lo que pronto le abre un hueco entre sus hombres.
     Pero entonces se plantea la duda de si su rápida adaptación puede formar parte de una estrategia para dar un golpe desde dentro y facilitar las cosas al grupo de Rick. (Cosa dudosa teniendo en cuenta que cronológicamente Eugene desconoce la rebelión en marcha). Además ayuda a pensar algo así el hecho de que en su momento fueron sus mentiras lo que le mantuvo vivo y en protección por parte de Abraham y compañía.

                           

     En el polo opuesto, es decir, cada vez más lejos de Negan y más cerca de una posible traición, está Dwight. Ahora queda revelado que la persona que ayudó a Daryl a huir fue precisamente su exmujer Sherry. También en paradero desconocido, lo que le cuesta a Dwight unos cuantos golpes como represalia. Todo esto nos muestra el descontento ascendente en su persona sobre cómo se llevan las cosas bajo el mando de Negan. Algo que hace pensar que a largo plazo puede llegar a convertirse en un importante aliado para Rick y su intento de acabar con Los Salvadores. (Todos los indicios apuntan a ese camino).

     Y poco más se puede decir de un episodio que a pesar de durar escasos 45 minutos, se hace eterno. Sin ningún tipo de sobresalto salvo alguna muerte violenta y unas interesantes veladas de Eugene con las mujeres de Negan. Será un episodio de esos que se olvidarán con mucha facilidad. Una muestra más que evidencia que la serie necesita lo antes posible un reclamo que haga cambiar el curso de las cosas. Algo tan sencillo como tratar de no desviarse demasiado de la trama que nos interesa de verdad, al menos no con episodios completos, que no es otra que la de Rick y su lucha por conseguir "su ejército". No lo veo tan complicado...

Entradas populares