AMERICAN GODS. El nuevo experimento de Bryan Fuller.


  "AMERICAN GODS";
    La serie con más papeletas para convertirse en el fenómeno de la temporada.

                             
     
     Me planteé ver el episodio piloto de American Gods con un prejuicio claro. Algo me decía que no era una serie para mí. Aún así, decidí darle una oportunidad, al menos al primero, para saber de qué se trataba. Tengo que reconocer que no he leído la novela en que se basa. Y ahora debo reconocer mi error. Estaba equivocado! Me ha gustado y ya tengo unas ganas enormes de ver hacia donde va la serie.

     La nueva serie de Starz! basada en la novela de Neil Gaiman tiene todos los ingredientes para convertirse en el nuevo "bombazo" de la temporada. Será cuestión de tiempo ver el resultado final, y comprobar si es otro fallido juicio por mi parte. Por lo pronto, el episodio inicial ha sido muy potente, lo que ha hecho que ya se esté hablando mucho de ella.
     Por mi parte, el nombre asociado de Bryan Fuller ya me daba ciertas pistas de lo que podía encontrar. Y así ha sido, ya que desde el minuto uno se nota la influencia del mismo. (Inevitable no ver las similitudes con Hannibal). El espectáculo visual y onírico estaba garantizado con Fuller de por medio.
     Es cierto que el capítulo deja más preguntas que respuestas, pero precisamente eso es lo que te lleva a querer ver más para alcanzar esas respuestas. Estamos ante un episodio de presentación que consigue su objetivo con creces. Además, tiene algo muy revelador, muestra muy claramente sus intensiones. Hecho que te obliga a posicionarte de un lado u otro. " Es una serie para mí, o no es una serie para mí." Sin más!

 
                           

      Como decía, la nueva serie de Starz! tiene muchos ingredientes para convertirse es uno de los próximos fenómenos seriéfilos del año. Además, la presencia de Ian McShane en uno de los papeles principales, es uno de ellos. Pero además, está bien hecha. Es una historia tan fantástica como compleja, con infinidad de posibilidades para sorprender y enganchar. Si a todo ello le sumas las capacidades (ya demostradas) sobre todo en aspectos visuales, de Bryan Fuller, el cocktail está servido. Al menos yo, ya he "confesado" y mis expectativas están por todo lo alto. Esperemos al resultado final.

Entradas populares