Ozark...No es Breaking Bad!!


     OZARK...NO ES BREAKING BAD!!

                           

    Vale. Lo tenemos claro, Ozark no es Breaking Bad. Por mucho que algunos se empeñen en seguir con la comparación, aunque el primero en hacer referencia sea el propio Jason Bateman, productor, actor principal, y director de algunos episodios de la serie. Vale, no es la serie del año y puede que tampoco la serie de la temporada. Pero después de un tiempo en que Netflix parece haber perdido "ese" prestigio en cuanto a "buenas series" o al menos por series novedosas e interesantes, es de agradecer que hayan permitido el lanzamiento de una serie que al menos cumple con su cometido. Entretener...
      Pero volvamos a las comparaciones con la aclamada Breaking Bad. No seré yo quien diga que son similares, ni mucho menos "tan" buena, pero algo innegable es que en ciertos momentos puede hacerte recordarla (insisto, en ciertos momentos). Es decir, hablamos de droga, hablamos de cárteles de la droga, hablamos de grandes cantidades de dinero (muuucho dinero), de un padre que se pasa al lado oscuro con el fin de salvar a su familia. Bueno, algunas similitudes tiene, pero es algo inevitable cuando tratamos el tema del narcotráfico. Otra cosa es hablar de una ejecución similar. Aunque también es cierto que sólo podemos hablar de una temporada, por lo que "aquello" que hizo grande a Breaking Bad, es decir, la brutal evolución de un personaje hacia un polo opuesto, no lo tenemos aún en Ozark. ¿Lo tendremos? Eso ya es otra cuestión...
     Otro aspecto a tener en cuenta en la inevitable comparación es la fuerza aquí de los numerosos secundarios que vamos conociendo. No todo es Marty Byrne, el verdadero protagonista es la familia en conjunto. Todos y cada uno tiene un peso esencial en la trama. Pero no hablamos sólo de esta familia. Ozark nos cuenta el choque de intereses de varios clanes familiares. A cual más cruel y sanguinario!!

                           

      Pero si un protagonista resalta sobre todos ese es el entorno. Quizás lo más atractivo y novedoso de la serie. Y es que nos saca del entorno megaconocido de la urbe norteamericana para trasladarnos a lo que comúnmente llamamos la "América profunda", la de los clanes familiares, la del contacto continuo con la naturaleza y los recursos que ésta proporciona (todos), y donde las leyes y normas se rigen más por la tradición que por la lógica impuesta por cualquier institución. El cocktail está servido, y si a este cocktail añadimos armas, drogas e ingentes cantidades de dinero el resultado es Ozark.

     En resumen, estamos ante una serie que a pesar de seguir ciertos clichés del género, encuentra un nuevo camino para explotar muchos ingredientes ya vistos, pero que logra ejecutar de forma aceptable. Repito, no será la serie del año y ni siquiera de la temporada, pero la forma más simple que se me ocurre para describirla es que es una serie interesante, adictiva, y bastante recomendable.

Entradas populares