CINE Y TELEVISIÓN: Una frontera cada vez más difusa.


 
                     


     Desde hace ya algún tiempo, se viene produciendo un fenómeno algo impensable tan sólo unos años atrás. Me refiero al fenómeno migratorio de actores, actrices y directores desde la industria cinematográfica a la creciente industria de la TV. Al cada vez más relevante y gigantesco mundo de las series televisivas. Y es que si echamos la mirada atrás, pronto vemos cómo se ha ido normalizando el hecho de ver esos actores y actrices de película, "los de toda la vida", en producciones televisivas. Algo inimaginable hace apenas una década. Por aquel entonces el que un artista fuera visto participando en una serie de televisión era símbolo de declive del mismo. Un terreno casi exclusivo para aquellos con una carrera en deterioro y en busca de un hueco a la desesperada. Pero las cosas han cambiado, y ahora es totalmente diferente. Parece que poco a poco se ha ido revalorizando todo lo que se produce en la pequeña pantalla con proyectos de gran repercusión y popularidad. Algo que "ellos" han sabido reconocer, y aunque aún queda quien opine que es un paso atrás, el número va en aumento y no parece tener límites. Por ello, dedico este post a analizar los diferentes factores detrás de esta transición tan llamativa, ya que considero que nada es casual.

     Así, el primero de estos factores es también el más lógico y evidente, el dinero...

-Una cuestión de Dinero. 

     Ya nadie duda de las enormes cantidades que mueve la industria televisiva en general, y las series en especial. Unas inversiones que en ocasiones nada tienen que envidiar a una producción cinematográfica. Es por ello que muchos han visto las ventajas de involucrarse en este tipo de proyectos que en muchos casos son más llevaderos, aportando un nivel de ingresos similar. Y en ocasiones los mismos están limitados temporalmente a una pequeña temporada de rodaje. Por lo que el balance en costes y beneficios, siempre es favorable.

                           


-Una cuestión Artística. 

     Para aquellos que la cuestión económica no lo es todo, está también la parte creativa y artística. Digamos que en un largometraje de dos horas de media las posibilidades de desarrollo total de un personaje está algo limitado. Y ahí es donde entran de lleno las posibilidades que ofrece una serie. Es decir, muchas horas en las que el recorrido del personaje puede ser mayor y los recursos para profundizar en uno o varios aspectos del mismo se multiplican. La combinación más dinero y más protagonismo es una opción muy tentadora...

-La cuestión Empresarial.

     Aunque relacionada con la primera, habría que mencionar algunos matices. Hablo de la posibilidad de producir (o colaborar en la producción) además de participar en ella como artista. Cada vez es más común ver cómo estos actores y actrices de renombre están involucrados en la producción directa de una serie. Además de tener los beneficios que otorga su participación, también se les da la posibilidad de formar parte desde una vertiente más empresarial. En muchos casos con grandes márgenes de beneficios!!

-Por último, la cuestión de Distribución.

    Por una parte la distribución propiamente dicha. Una serie es mucho más fácil de distribuir en términos globales. Una serie que cuenta con artistas de renombre es candidata a ser distribuida en todos los países con cierta cultura televisiva. Las crecientes plataformas de visión bajo demanda son buena prueba de ello.
    Pero además está la cuestión de "tiempo de exposición". Mientras una película cuenta con un tiempo de distribución limitado, en algunos casos muy corto, las series se mantienen más tiempo disponibles y en perfecto estado de forma. En cierta medida son más atemporales. Aunque en esto, las VOD también han tenido mucho que ver...

                         

     Como conclusión, lejos queda pues la idea de pensar que ver un actor/actriz habitual de cine en una serie es señal de que las cosas no van bien y busca una salida fácil. Las series televisivas ofrecen una cantidad enorme de ventajas que las hace especialmente atractivas y beneficiosas. Además, a nosotros como espectadores, tenemos que reconocer que nos encanta!!


Entradas populares