"LA ZONA". (Movistar +).


    "La Zona". ¿Ha llegado la verdadera revolución a la ficción nacional?

                            


     Sobre "La Zona" he escuchado y leído opiniones de todo tipo. Y la palabra que más se repite de media es "lentitud". Pero hace tiempo ya que aprendimos que una serie no debe ser mala o buena en base a su lentitud o no. Hay casos en que es lenta por necesidad y otros por incapacidad. Y creo que en el caso de La Zona el ritmo pausado y la falta de "intensidad" no es una cuestión de incapacidad.
     La serie de los hermanos Sánchez Cabezudo no estará, posiblemente, entre las series más destacadas y seguidas de año. Pero pienso que desde un principio ese no era su objetivo. No es una serie para ser vista por "toda la familia", ni en cualquier momento. Sobra decir que es un tipo de ficción que nadie espera ver en una cadena generalista, y por tanto sólo posible en una plataforma de pago. Todo esto con sus pros y sus contras. Desde la duración por episodios hasta la no obligada necesidad de contentar a todos, pasando por el mencionado ritmo, son características que lo hacen difícil. Pero ¿ha sido la gran revolución en la ficción nacional que muchos planteaban?

     "La Zona" no pasará a la historia como "la serie de las series", ni como lo "mejor hecho en España en mucho tiempo" ¿O sí?
El gran mérito de la producción de Movistar con esta serie es haber marcado el camino. Algo así como el poner la primera piedra. Por lo que el valor real de la serie creo que será valorado con el tiempo. Es lo que espero, creo, quiero...
      "La Zona" me ha encantado. Pero hay que reconocer que mis sensaciones con ella mientras la veía han ido variando semana tras semana. La temporada en general ha sido algo irregular, combinando capítulos de muy alto nivel con otros...no tan sensacionales. Pero la sensación final es positiva y con eso es con lo que me quedo.

                               

     La serie ha sabido plantear una serie de ideas muy interesantes. Los secretos y mentiras que se ocultan tras un acontecimiento trágico como es la explosión de un reactor nuclear en el norte de España. Y sobre todo la cuestionable gestión política que se hace tiempo después del suceso. Unos temas, los de la moral corrupta y la búsqueda de beneficio particular de un acontecimiento así, que ya habíamos explorado en la otra gran serie de los hermano Sánchez Cabezudo, "Crematorio". (Esta si puede ser considerada de lo mejor hecho en España). Pero además tiene hueco para tratar el duelo. Las consecuencias de una muerte trágica e inesperada en el núcleo familiar.

     Uno de los puntos fuertes de la serie desde el primer minuto es su lograda ambientación. Algo muy bien conseguido a través de rodar un alto porcentaje de la serie en exteriores y en escenarios naturales. Uno de lo grandes aciertos, sin lugar a dudas. El resultado es una serie novedosa, atrevida, con detalles muy cuidados, es decir, todo aquello que llevamos pidiendo desde hace mucho tiempo en nuestro país. Sólo espero que se cumpla mi predicción y que a corto plazo estemos hablando de ella como "la serie" que "lo cambió" (o hizo posible el cambio) en la forma de hacer ficción en España. Cruzo los dedos...


Entradas populares